13 jul 2020

Ir a contenido

REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA LOCAL

Esplugues impulsa un plan de reconstrucción dotado con un millón de euros

El plan, aprobado por unanimidad y con el apoyo de los agentes socioeconómicos del territorio, incluye ayudas directas a afectados por ERTE, autónomos y comercios

"Es un plan dinámico y vivo y se irá adaptando a medida que avance la situación", apunta la alcaldesa, Pilar Díaz, que celebra el consenso entre los agentes implicados

A. G.

 Aprobación vía conferencia del Plan de Reconstrucción de Esplugues

 Aprobación vía conferencia del Plan de Reconstrucción de Esplugues / Ayuntamiento de Esplugues

El Ayuntamiento de Esplugues ha aprobado este miércoles por unanimidad un Plan de reconstrucción local dotado con un millón de euros para afrontar las consecuencias económicas y sociales derivadas de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. El documento ha sido consensuado con los cinco grupos municipales y con sindicatos y patronales del Baix, que han contribuido en su elaboración.

El Plan servirá para poner en marcha varias líneas de ayudas directas dirigidas a personas en situación de vulnerabilidad, otras dedicadas a personas familias con alguno de sus miembros afectados por ERTEautónomos y PYMES, así como a establecimientos comerciales y de servicios de la localidad. 

También incluye otras medidas en material de vivienda y salud, así como el apoyo a la digitalización de empresas y a la reincorporación de personas al mercado laboral, la creación de una Oficina de Información y Atención que centralizará todas las demandas del ámbito económico vinculadas al coronavirus.

Para tomar estas medidas, el consistorio se ha visto obligado a modificar el presupuesto municipal aprobado para este año, que rondaba los 40 millones de euros, en vista de una caída económica que se estima en unos cuatro millones de euros. “Es un plan completamente vivo y dinámico e iremos decidiendo en función de cómo avance la situación”, explica la alcaldesa, Pilar Díaz, que no descarta que haya que ampliar la dotación.

Más presupuesto para emergencias sociales

El ámbito social es uno de los ejes del plan. En este sentido, se ha fijado una ampliación inicial de 200.000 de la partida ya prevista para el programa de ayudas económicas para atender emergencias sociales, incluyendo en este ámbito también situaciones relacionadas con el coronavirus.

Está pensada, por ejemplo y según detalla Díaz, para personas que se encuentran fuera de la economía formal (que trabajan ‘en negro’) y que no pueden justificar situaciones de ERTE o de paro. A esta partida se destinarán también los recursos económicos derivados de las actividades culturales, deportivas y lúdicas que no han podido celebrarse por la pandemia.

En materia de vivienda se han previsto diversas líneas de actuación, como son la ampliación de los servicios de la Oficina Local d’Habitatge, la ampliación del convenio con Habitat3  o las ayudas para el pago de suministros, así como la puesta en marcha de un servicio de atención y asesoramiento sobre todas las ayudas disponibles en el ámbito de la vivienda.  

Ayudas para trabajadores y autónomos

Con el objetivo de mitigar las consecuencias económicas de la crisis de manera más directa, se otorgarán ayudas de 200 euros -300.000 euros en total- a familias que cuenten con algún miembro afectado por ERTE (unas 3.500 personas en Esplugues) o por la finalización de contratos temporales motivada por la crisis del coronavirus, una ayuda que variará en función de los ingresos familiares y que se incrementará en un 10% por cada hijo.

También se otorgarán ayudas de 200 euros -200.000 euros en total- a autónomos (unos 1.780 en Esplugues) que hayan tenido que cesar su actividad o hayan visto reducidos sus ingresos por la situación de emergencia sanitaria. En ambos casos, las ayudas serán complementarias a las otorgadas por otras administraciones, tanto autonómicas como estatales.

Estas dos líneas de ayudas se aprobarán este mismo viernes en la Junta de Gobierno Local, asegura la primera edil, fecha en la que se fijarán las bases y los requisitos y se abrirá la convocatoria. “El plazo de tiempo será lo suficientemente amplio y en el momento en que se abran estarán abiertas como mínimo hasta el 30 de septiembre para que cada persona tenga tiempo de disponer de la documentación necesaria”, apunta Díaz.

Medidas económicas y fomento del empleo

Por otro lado, se otorgarán ayudas de hasta 1.000 euros -150.000 en total- a establecimientos comerciales y de servicios por inversiones relacionadas con la superación de la crisis del covid-19, como son la instalación de mamparas o máquinas de ozono o la digitalización de los pequeños comercios.

También se otorgarán subvenciones a autónomos y PYMES para fomentar la contratación de personas en paro y el mantenimiento de los puestos de trabajo, ampliándose en 100.000 euros la partida ya existente en el presupuesto municipal -de 110.000- para tal fin.

En este sentido, el Plan prevé también dar apoyo directo a las personas para facilitar su reincorporación al mercado laboral, bien sea mediante contratación directa a través de Planes de Ocupación o mediante otros programas ocupacionales con el apoyo del AMB y la Diputación, e impulsar un programa de apoyo a los sectores más afectados por la crisis, como la hostelería, la restauración o el comercio no alimentario.

Otro de los objetivos del consistorio, y que ya se ha empezado a aplicar, es reducir la carga impositiva a las empresas afectadas mediante la exención de tributos durante el cierre de los negocios, como la tasa de quioscos, de mercados o de terrazas, suspendida de momento hasta el 31 de agosto. No quiere decir, puntualiza la alcaldesa, que en septiembre se vuelva aplicar, sino que más adelante se estudiará si se prorroga o no esta medida.   

Fabricación de mascarillas

Más allá de las medidas sociales y económicas, el Plan contempla también diversas actuaciones en el ámbito de la salud y la protección, como el impulso de campañas de prevención, la realización de un plan de adecuación de los espacios públicos y de los equipamientos municipales o la gestión de la compra agregada de material de protección para empresas y comercios.

Asimismo, se prevé acelerar la creación del Ateneu de Fabricación de Esplugues, una iniciativa que se iba a poner en marcha el año que viene pero que se adelanta a este año para poder realizar mascarillas y pantallas protectoras para la ciudadanía. “Con esta nueva normalidad están abiertas todas las incógnitas; no hace falta esperar a que haya de nuevo saturación en el mercado, tenemos que ponernos manos a la obra y fabricar nosotros”, defiende la alcaldesa.

Para resolver dudas en materia económica relacionadas con el coronavirus, se creará una Oficina de Información y Atención que centralizará todas las demandas, tanto de ayudas a nivel local como de subvenciones otorgadas por otras administraciones. “La gente no puede estar todo el día leyéndose el BOE, para eso están las administraciones”, apunta Pilar Díaz en relación a las dudas atendidas por el consistorio, que ha resuelto ya más de 2.500 demandas.

El papel de la administración local

Todas las medidas incluidas en el Plan de reconstrucción espluguense parten del consenso entre grupos municipales, patronales (PIMEC Y AEBALL) y sindicatos (CCOO y UGT) del Baix Llobregat, que la primera edil celebra que no sea excepcional. “Cuando tuvimos que hacer frente a la anterior crisis ya supimos ponernos de acuerdo y hemos vuelto a hacerlo, entendiendo que esta es una situación excepcional y de emergencia global”, apunta Díaz.

En este sentido, defiende que si bien “no se ha dejado de hacer política” no se ha hecho “una política partidista”, lo que ha facilitado el acuerdo entre los cinco grupos con representación municipal. En relación al papel de los ayuntamientos en el marco de la crisis provocada por el coronavirus, la alcaldesa defiende que la administración local está demostrando una vez más que siempre está “al pie del cañón” pese a las dificultades de financiación.

 “Hemos tenido que abordar situaciones que no son de nuestra competencia estricta; lo hemos hecho a gusto, porque sabíamos que todas las administraciones estaban desbordadas. Quizá en algún momento hemos echado de menos alguna llamada, pero tampoco es lo importante”, defiende Díaz, que explica la inversión de un millón de euros es posible gracias al superávit de la administración. “Cuando hay ahorros y llegan momentos de dificultad estamos preparados para usarlos”, añade.

Impacto económico de cuator millones

Según los cálculos del Ayuntamiento, al millón dedicado a este fondo de contingencia hay que sumarle aproximadamente otro millón más de gasto, que comprenderá todo el material de protección que se está adquiriendo y los elementos necesarios para el retorno al trabajo del personal municipal, así como la pérdida de los ingresos previstos por los servicios municipales que han quedado en suspenso, como las guarderías.

Además, también habrá menos ingresos por tasas e impuestos, y presumiblemente subirá el porcentaje de morosidad. En total, la caída económica prevista es de unos cuatro millones de euros; un millón de euros en ingresos y 3 más en morosidad, atendiendo a lo sucedido en el peor año de crisis económica -2013-, para un presupuesto de unos 40 millones.

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA