Ir a contenido

PLAGAS

Detectada la presencia de una chinche asiática en zonas urbanas de Esplugues

El insecto no produce picadura a las personas ni a los animales, pero sí graves molestias ya que busca refugio en el interior de las casas

El Periódico

Ejemplar de la chinche Halymorpha halys 

Ejemplar de la chinche Halymorpha halys  / Ayuntamiento de L'Hospitalet

El Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat ha informado esta semana al Ayuntamiento espluguense que se ha detectado la presencia de una chinche de origen asiático (Halymorpha halys) en zonas urbanas de Esplugues de Llobregat.

El insecto, que no produce picadura ni a las personas ni a los animales, es conocido popularmente como ‘chinche marrón’ por su coloración dorsal marrón y se distingue de otras chinches autóctonas por las dos bandas blancas que tiene en las antenas.

Fue detectado por primera vez en Europa en el año 2007, en Suiza, y desde entonces se ha ido propagando por todo el territorio europeo. En Catalunya, se detectó por primera vez su presencia en Girona en el año 2016 y actualmente ya se encuentra en 35 municipios de todo el territorio.

En la ciudad vecina de L’Hospitalet, por ejemplo, el consistorio y la Generalitat llevaron a cabo el año pasado una serie de actuaciones para combatir la presencia de esta plaga invasora, que no es nociva para las personas pero puede causar graves molestias, ya que suele buscar refugio en el interior de los vehículos y las casas.

Graves molestias

Así, pueden concentrarse granves volúmenes de este insecto en paredes y ventanas, provocando además fuertes olores desagradables. La chinche Halymorpha halys se alimenta de plantas de los parques y jardines y de cultivos agrícolas, por lo que también puede resultar muy dañina para la agricultura

Desde el consistorio avisan de que, en caso de detectar su presencia en el interior de las casas, no es recomendable aplicar insecticidas, debido a la poca eficacia de estos tratamientos sobre este tipo de insectos, y aseguran que la mejor opción es aspirarlos y sumergirlos en agua.

Asimismo, si algún vecino quiere confirmar que se trata de una chinche exótica, puede hacer una fotografía y colgarla en un portal web, donde el DARP y la IRTA confirmarán que se trata de este insecto y podrán estudiar mejor su propagación por el territorio.

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA