Ir a contenido

CC.OO. rechaza el ERE de Codorníu y exige un plan industrial que garantice su futuro

La compañía ha anunciado esta semana que llevará a cabo una reestructuración de la plantilla que afectará a 79 empleados

La decisión del grupo catalán supondrá el traslado de sus oficinas de Esplugues a la bodega de Sant Sadurní de Anoia

EuropaPress/ACN

Imagen de una de las fachadas de Codorniu.

Imagen de una de las fachadas de Codorniu.

CC.OO. de Catalunya ha rechazado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por el grupo Codorníu Raventós al haber presentado y pactado ya uno en 2017, que afectó a 71 trabajadores, y ha exigido "un plan industrial que garantice la actividad de la empresa y la de sus puestos de trabajo".

En un comunicado emitido este martes, el sindicato ha pedido a la dirección que tome "medidas que garanticen el futuro de la compañía" sin que éstas sean "traumáticas" para la plantilla.

De no cumplirse estas peticiones, CCOO de Industria ha alertado que iniciará "una campaña de movilizaciones para desbloquear la situación" y ejercer una negociación "creíble y ajustada" a las necesidades de los trabajadores.

El nuevo ERE planteado por el grupo afecta a 79 trabajadores -de un total de 700- y supone el traslado de las oficinas de Esplugues de Llobregat a la bodega de Sant Sadurní d'Anoia. En concreto, la gran compañía cavista prevé despedir a 43 personas del centro de Sant Sadurní, a 10 de la bodega Raimat de Lleida y a 26 empleados de las oficinas de Esplugues

Estas medidas llegan después de que el fondo de inversión estadounidense The Carlyle Group adquiriera la mayoría del capital del grupo catalán hace unos meses, que valoró el 100% de la compañía vitivinícola en 390 millones de euros, y cuando hace menos de dos años del primer ERE de la empresa, fruto del cierre de líneas de producción. 

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Codorniu CCOO