MOVILIDAD SOSTENIBLE

Un carril bici por la calle Laureà Miró unirá el centro de Esplugues con Sant Just Desvern

Será bidireccional y ocupará parte de la calzada por donde actualmente pasan los vehículos

La alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, junto al concejal de Urbanismo, Eduard Sans, durante la Audiencia Pública para dar cuenta del nuevo carril bici entre la ciudad y Sant Just Desvern.

La alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, junto al concejal de Urbanismo, Eduard Sans, durante la Audiencia Pública para dar cuenta del nuevo carril bici entre la ciudad y Sant Just Desvern. / AYUNTAMIENTO DE ESPLUGUES

Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Esplugues presentó este martes en audiencia pública el proyecto de construcción de un carril segregado para ciclistas que conectará el centro de Esplugues con Sant Just Desvern a través de la calle Laureà Miró, una de las arterias principales de la ciudad. El Ayuntamiento de Sant Just tiene previsto adjudicar en breve las obras.      

El nuevo carril, que en la banda de Esplugues empezará en la plaza Santa Magdalena (ante el Ayuntamiento) y en Sant Just llegará hasta la rambla, será bidireccional y ocupará parte de la calzada por donde actualmente pasan los vehículos, concretamente el carril situado al lado de la acera del lado montaña (uno de los dos que hay en el sentido Sant Just).  

La anchura del nuevo carril será de 2,30 metres, 1,15 por cada lado, con un espacio separador de protección de medio metro. Cuando esté construido, solamente quedará un carril para vehículos en sentido Sant Just, mientras que se mantendrán los dos que hay ahora en sentido L’Hospitalet. La parada de bus de Santa Magdalena se desplazará más adelante y permitirá dos buses al mismo tiempo.  

“El Plan de Mobilidad Urbana Sostenible de Esplugues apuesta por una ciudad agradable para pasear y con el nuevo carril bici dejarán de compartir acera los peatones y los ciclistas”, dijo la alcaldesa Pilar Díaz en una audiencia pública.

Noticias relacionadas

Por su parte, el concejal de Urbanismo Eduard Sanz afirmó que con esta actuación, se pretende “pacificar la calle Laureà Miró; hace falta que la circulación para las nuestras vías sea para el vecindario y no para los que están de paso”.    

Las obras, que se llevarán a cabo tan pronto como se adjudiquen por parte del Ayuntamiento de Sant Just Desvern, tardarán 3 meses. Se financiarán entre los ayuntamientos de Esplugues, Sant Just y el Área Metropolitana de Barcelona.