Ir a contenido

La AMB encarga estudios para conectar la B-23 con la Diagonal

Los responsables municipales, entre ellos Esplugues, firman un acuerdo con el que quieren poner "la directa" en esta reordenación urbanística

ACN / Esplugues

Antoni Vives, Pilar Díaz, Xavier Trias, Antoni Poveda, Josep Perpinyà y Ramon Torra en la firma del acuerdo para la reordenación de la B-23 y su conexión con la Diagonal.

Antoni Vives, Pilar Díaz, Xavier Trias, Antoni Poveda, Josep Perpinyà y Ramon Torra en la firma del acuerdo para la reordenación de la B-23 y su conexión con la Diagonal. / Laura Fíguls / ACN

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) firma un acuerdo para tirar adelante el proyecto de actuación urbanística sobre la autopista B-23 y conectarla a la Avenida Diagonal.

En la firma estaban el presidente del organismo supranacional y el alcalde de Barcelona, Xaiver Trias, el vicepresidente de Transporte y Movilidad del ente y el alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, la alcaldesa de Esplugues de Llobregat, Pilar Díaz, y el alcalde de Sant Just Desvern, josep Perpinyà.

“Hoy ponemos la directa para que el proyecto empiece a caminar”, dice Poveda sobre el acuerdo. Señala, además, que la AMB ha hecho “un paso muy importante” y ha “puesto la primera piedra” para el proyecto de remodelación de la B-23 y su conexión con la Diagonal.

Se trata de un macroproyecto urbanístico, de “mucha complejidad” y que se plantea a “largo plazo”, tal como remarca Poveda, que añade que la “ventaja” es que “se puede desarrollar por fases”.

El gerente de la AMB, Ramon Torra, también destaca esta “estrategia temporal” y defiende que la remodelación que proponen es un proyecto “creíble” precisamente porque se puede ir “haciendo a trozos”.

De momento, sobre la mesa hay un estudio de accesibilidad de la B-23 entre Barcelona y Sant Joan Despí, realizado por Batlle i Roig Arquitectes. Es un proyecto embrionario y ahora la AMB hace el “encargo” de varios estudios técnicos.

El vicepresidente de Transporte y Movilidad de la AMB afirma que la propuestade esta reordenación urbanística “comportará muchos estudios, de costes, sobre cómo se puede desarrollar por fases, de movilidad o de los beneficios económicos que puede generar el entorno”.

Después del acuerdo metropolitano firmado en Sant Joan Despí, el siguiente paso es buscar el acuerdo con la Generalitat, ya que Poveda considera que es el Gobierno quien “debe liderar el traspaso de la B-23 y en buena parte este proyecto”.

Protagonismo de las ciudades

Xavier Trias considera que el “futuro” no “es tanto de los estados”, sino que será “de una manera muy importante de las ciudades”, que formarán “grandes conurbanicaciones como es el área metropolitana” y que no pasa por “meter autopistas dentro de la ciudad”, sino que las ciudades “se entiendan y colaboren entre ellas”.

Poveda señala que transformar “una autopista en una vía urbana” permitiría “coser territorios” y también varios “aprovechamientos económicos”, como usos “terciarios” o para “viviendas”.

Josep Perpinyà destaca que el proyecto es “una oportunidad” para que la autopista no sea “una barrers”, sino “una conexión”. Pilar Díaz, por su parte, asegura que este proyecto representa “un sueño” que los ciudadanos de Esplugues ya no luchan “en solitario”.

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA
 

0 Comentarios
cargando