Principales razones para optar por el autoconsumo energético

Cada vez un mayor número de particulares y empresas opta por generar su propia energía

Contenido ofrecido por:


El autoconsumo energético aumenta su peso en nuestra sociedad, así lo pone de manifiesto el segundo Observatorio Español del Autoconsumo Fotovoltaico, que revela como el ahorro y el cuidado del medio ambiente son motivos principales a la hora de integrar las renovables en el hogar. En este sentido, destacar que la preocupación por el cambio climático y sus consecuencias aumenta un 11% en 2019, asimismo crece más de un 20% respecto al año anterior el número de personas que tiene como motivación principal el cuidado del medio ambiente para instalar un sistema de auto consumo en el hogar.

En esta coyuntura, se puede afirmar que son tres las ventajas principales del autoconsumo energético: reduce la factura individual; disminuye la huella de carbono, lo que es un indudable beneficio social; y revaloriza la vivienda.

Autoconsumo fotovoltaico ¿qué es?

El autoconsumo permite a un consumidor producir su propia energía eléctrica. En el caso del autoconsumo solar fotovoltaico, la energía se genera mediante paneles fotovoltaicos. Aprovechar la energía solar y generando energía verde es una opción en alza, pues implica dejar de utilizar los recursos naturales no renovables como el carbón o petróleo. Esta solución es muy popular en España, puesto que contamos con aproximadamente 300 días de sol de 365, lo que significa una producción de energía casi ininterrumpida a lo largo del año.

Los datos disponibles

Instalación fotovoltaica en Complejo Palacio de la Moncloa. Los españoles se decantan por la energía solar fotovoltaica frente al resto de opciones de energías renovables. En este sentido, destaca el aumento del número de personas que considera estar informado sobre las ventajas de este tipo de energía, así como el descenso en casi un 7% de aquellos que no tienen interés en recibir información por parte de los órganos competentes.

De acuerdo con segundo Observatorio Español del Autoconsumo Fotovoltaico, la principal motivación para la instalación del autoconsumo en viviendas sigue siendo el ahorro económico. A diferencia de otros años, crece también el apoyo de las instituciones al sector.

Fuentes del IDAE (Instituto de la Diversificación y Ahorro de Energía) ponen de manifiesto que ya en 2018, la solar fotovoltaica incrementó su aportación al PIB nacional directa en un 6’7% en España. Estos datos demuestran el aumento y el peso que están teniendo las energías renovables en general y la energía solar en particular, en nuestro país. Además, la solar energía fotovoltaica ha supuesto el 3,5% de la generación en 2019, desde el 3,0% que representaba en 2018. Este porcentaje se espera que siga subiendo sensiblemente en este 2020 y en los próximos años.

Instalaciones

Dado que España es uno de los países con más horas de sol del mundo y que la energía solar presenta múltiples beneficios, crecen de manera significativa las instalaciones. En la actualidad el mayor número se concentran en las 5 comunidades autónomas con mayor impacto de luz solar: Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura, Castilla y León y la Región de Murcia, aunque la tendencia es creciente en todo el territorio, dado que los paneles solares pueden instalarse en cualquier zona, y además pueden combinarse con baterías para acumular energía.

También está favoreciendo el creciente número de instalaciones el que se trata de una instalación sencilla y modular, capaz de reducir de forma considerable la factura de la electricidad, aportar una menor dependencia de los cambios en las tarifas eléctricas y utilizar energía 100% renovable y libre de contaminación.

Costes y rentabilización

En cuanto a los costes de una instalación fotovoltaica, hay que destacar que es una de las propuestas renovables que más ha abaratado sus costes, un 80% en los últimos 5 años.

En cuanto a la rentabilización no hay que olvidar que se trata de energía limpia, renovable y libre 100% de emisiones de CO2. Por ejemplo, en el periodo 2014-2015, se evitó la emisión de 6.081 miles de toneladas de CO2.

Otra ventaja es que tiene un gasto mínimo en mantenimiento. La tecnología actual es muy sencilla y no requiere de un mantenimiento continuo. Además, su seguimiento se puede hacer a través de sistemas de control remoto, lo que ofrece garantías de seguridad y comodidad.

También es importante destacar el beneficio fiscal, gracias a las desgravaciones que existen para energías renovables.

Y el dato principal es que supone un considerable ahorro económico para las familias, especialmente para las más vulnerables, suponiendo así un importante paso frente a la pobreza energética.

Socialmente hay que considerar que este tipo de prácticas favorece la consecución de los objetivos que se ha fijado España respecto a duplicar el consumo de energía renovable en 2030 y alcanzar un sistema energético renovable a mediados de siglo.

Está previsto en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que en 2030 se alcance una penetración de energías renovables en el sistema eléctrico del 74%. De toda la potencia de renovables que se instalará (biomasa, geotermia, eólica, etc.), aproximadamente 30GW serán de solar fotovoltaica, de los cuales una parte será en la modalidad de autoconsumo.

La fórmula legal de soporte

El Real Decreto 244/2019 es el que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del auto consumo en España. Simplifica los trámites y posibilita que el ahorro económico pueda ser mayor para las familias.

Para empezar, contempla un mecanismo simplificado de compensación de excedentes: Si se dispone de una instalación de autoconsumo y sobra parte de la electricidad producida, el particular la puede verter a la red y obtener un retorno económico por esa energía excedentaria. Con este sistema, la comercializadora con la que esté contratado el servicio –tanto las tradicionales como las nuevas comercializadoras de mercado libre– compensará en forma de ahorro en la factura, según el precio de la energía en cada momento. Este sistema se aplica a las instalaciones inferiores a una potencia de 100 kilowatios (kWEn el caso de que la instalación sea inferior a 15 kW, y se ubica en suelo urbanizado tanto si tiene excedentes y vierte a la red como si no tiene excedentes, únicamente hay que notificarlo a la comunidad o ciudad autónoma, no hay que hacer trámites de conexión con la distribuidora.

El RD también facilita que una empresa externa, haga la inversión en la instalación de autoconsumo; que puede ser la propia comercializadora, pero también una empresa instaladora, o alguno de los nuevos modelos de negocio que surjan.

Esta legislación busca también promover el autoconsumo colectivo, es decir permite que se pueda compartir una instalación renovable. Es por tanto más beneficioso que tenerla de forma individual e incluso lo hace viable económicamente, (comunidad de vecinos de un bloque de pisos, los comercios de un centro comercial, las empresas de un polígono industrial, un hospital, una universidad).

Las posibilidades crecen y el camino hacia energías verdes se agranda.

Más información al consumidor:

- Guia profesional de tramitación del autoconsumo.
- Guía práctica para convertirse en autoconsumidor en 5 pasos.

“CONSTRUYE TU FUTURO, APLICA LA ECO LÓGICA

www.aplicalaecologica.es
www.idae.es
Campaña de Comunicación y Publicidad Institucional “Energía y Ciudadano”
Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía
Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico
Gobierno de España

Top