HACIA UNA CIUDAD MÁS SALUDABLE

El plan para una movilidad más sostenible, en marcha

Coinciden al mismo tiempo una serie de actuaciones con el objetivo de ofrecer más espacio a los peatones, ampliar la red de carriles bici y fomentar el uso del transporte público

El plan para  una movilidad más sostenible, en marcha
6
Se lee en minutos

Una ciudad más sostenible, segura y saludable. El Ayuntamiento de Barcelona trabaja para conseguir un modelo de ciudad en el que las personas estén en primer plano. Es por ello que, en la línea de lo establecido en el Plan de Movilidad Urbana (PMU), del cual se está ultimando el documento final, durante el mes de noviembre, se han puesto en marcha un conjunto de intervenciones con el objetivo de mejorar el espacio público, optimizar la infraestructura del carril bus y potenciar la red ciclista. El objetivo del nuevo PMU es que en el 2024 un 81,52% de los desplazamientos se hagan a pie, en transporte público y en bicicleta.

Estas nuevas intervenciones se suman al primer paquete de medidas instauradas durante el inicio de la pandemia y en las que se añadieron 30.000 m2 destinados a peatones. Las actuaciones que se ejecutan ahora comportarán afectaciones a la movilidad. Por esta razón, el Ayuntamiento recomienda a los ciudadanos que suelen moverse en vehículo privado, que planifiquen los recorridos y eviten desplazarse por las zonas donde se ejecutan las obras. 

En esta línea, el Ayuntamiento ha preparado una campaña informativa en la que ha colocado carteles en el entorno de las intervenciones para ofrecer la máxima información a los ciudadanos. Además, la ciudadanía también encontrará información de las actuaciones de larga duración en las paradas y en el interior de los autobuses.

El Ayuntamiento recomienda planificar los recorridos y evitar las zonas de obras

El detalle de las actuaciones se podrá consultar en la web de obras (barcelona.cat/obres) y las afectaciones en la web de movilidad (barcelona.cat/mobilitat) y de servicio de TMB (tmb.cat). Para minimizar el impacto de estas actuaciones, la Guàrdia Urbana se desplegará en los diferentes ámbitos afectados para efectuar desvíos viarios. 

Ampliación de aceras

El 23 de noviembre se iniciaron las obras que modificarán la configuración actual de la ronda Universitat y la transformarán en un espacio más verde, con aceras más anchas y menos carriles de tráfico, que pasarán de cuatro a dos. Esta acción se realiza con el objetivo de facilitar los desplazamientos a pie y la vida comercial de la zona. 

Se ampliarán 1750 m2 para facilitar los desplazamientos a pie y la vida comercial de la zona

/ El Periódico

En total se obtendrán 1730 m2 para desplazamientos a pie. Además, se aprovechará la ampliación de las aceras para la colocación de 66 macetas con árboles y para resituar las marquesinas de las paradas de autobús. Desde el Ayuntamiento también advierten que 11 de las 15 líneas que circulan por la ronda Universitat, y cinco más de otros puntos, se trasladarán a estaciones de bus y ámbitos que generen menos impacto en el vecindario. El objetivo es mejorar el servicio y reducir la contaminación, el ruido y las aglomeraciones de peatones en las aceras. 

Estas obras tendrán lugar hasta marzo del 2021 y, tras su ejecución, este tramo pasará a tener dos carriles bus, dos carriles para vehículos y un cordón para servicios. La proporción final de la calle será del 50% del espacio para peatones y el 50%, de calzada.

Carril bus

Con el fin de mejorar la red de carriles bus, entre Pius XII y Zona Universitaria, se ha implantado un nuevo carril bus en la avenida Diagonal. Se trata del segundo carril en este tramo que substituye un carril de circulación y permite que los buses sin paradas puedan avanzar a los que se detienen. Esta actuación finalizó el 25 de noviembre y los trabajos se hicieron en horario nocturno afectando a dos carriles de circulación. 

Por otro lado, desde el 30 de noviembre y hasta el 3 de diciembre se han realizado trabajos en la avenida Esplugas, entre la glorieta de Roserar del parque Cervantes y la calle González Tablas, para crear un nuevo carril bus de entrada a la ciudad.

Finalmente, el fin de semana del 21 y el 22 de noviembre finalizaron la ampliación de carriles bus en el tramo central de la avenida Diagonal; la implantación de un segundo carril bus en el tronco central de la gran vía de las Corts Catalanes; y las obras de mejora del acceso de autobuses en las estaciones del Nord y de Sant Andreu Arenal. 

Carril bici

Desde el 14 de noviembre, el Ayuntamiento de Barcelona trabaja en la implantación de un carril bici unidireccional en sentido Llobregat en la calle Aragó, entre la avenida Meridiana y la calle Tarragona, que permitirá a los ciclistas cruzar todo el Eixample. El carril tendrá una longitud de 4,8 kilómetros y se situará a la izquierda de la calzada. 

El Ayuntamiento creará nuevos carriles para circular en bicicleta

/ El Periódico

Además, desde el 9 de noviembre, se está construyendo otro nuevo carril bici en el paseo de la Zona Franca, entre la plaza Cerdà y la calle els Motors. En este paseo se habilitarán dos nuevos tramos de carril unidireccional en los dos lados de la vía, sumando un total de 3,6 kilómetros. Estas actuaciones se enmarcan en un momento en el que los desplazamientos ciclistas se han incrementado un 12% respecto el mes de febrero. 

Nuevo colector en la Diagonal

Para poder evitar que se acumule el agua en las aceras y en la calzada cuando llueve mucho y, con el fin de preparar Barcelona para la emergencia climática, el Ayuntamiento se ha comprometido a ampliar el colector de la Diagonal, que, además, es un paso necesario para unir el Trambaix y el Trambesòs. Se trata de una de las obras con más afectación sobre la movilidad. La intervención se puso en marcha el pasado 23 de noviembre y comportará el corte al tráfico de la calzada central de la avenida, desde la calle Roger de Llúria hasta Aragó/Sardenya. 

Las afectaciones al tráfico por las obras del nuevo colector en la Diagonal

/ El Periódico

Los itinerarios alternativos a la Diagonal son las calles Aragó y Mallorca, para vehículos que circulen en sentido Llobregat y aquellos que se dirijan en sentido Besós serán desviados por la calle Roselló. Los que entren en la Diagonal por el lateral desde el paseo de Gracia deberán bajar por Pau Claris para ir a buscar la calle Valencia.

Noticias relacionadas

Además, mientras duren las obras, el Passeig Sant Joan perderá continuidad a la altura de la plaza Mossén Jacint Verdaguer y, por lo tanto, se deberán usar otras vías alternativas. Las vías transversales que cruzan la Diagonal se mantendrán abiertas, con algunas afectaciones en momentos puntuales y el lateral montaña continuará tal y como está actualmente. En relación a la circulación de autobuses, las obras comportarán la anulación de seis paradas y afectarán a ocho líneas, seis de TMB (6, 33, 34, V19, D50 y 19) y dos de Tugsal (N1 y N4), que deberán modificar su recorrido. Para cubrir el servicio se crearán tres paradas nuevas y también se utilizarán paradas ya existentes.

Las obras tendrán una duración de 14 meses y se llevarán a cabo de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas. La ocupación viaria más importante durará hasta julio del 2021 y, a partir de entonces, se empezarán a abrir progresivamente el tráfico en algunas vías afectadas.