31 may 2020

Ir a contenido

Luis Iván Cuende: "Tengo 19 años y monto empresas tecnológicas"

Acaba de publicar su primer libro, 'Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo: ¡Monto empresas y vivo haciendo lo que me gusta!'

XANTAL LLAVINA

Luis Iván Cuende

Luis Iván Cuende

Cuando Luis nació ya existía internet y se ha criado de la mano de las nuevas tecnologías. Por eso, a sus recién cumplidos 19 años y con solo esta edad ya destaca por su talento en innovación y acaba de publicar su primer libro con título asombroso: 'Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo: ¡Monto empresas y vivo haciendo lo que me gusta!' (Gestión 2000). Crea proyectos que pueden llegar a billones de personas en todo el mundo, casi sin tener recursos. Empezó su primer proyecto con solo 50 euros.

¿Cuando empieza tu alucinante historia? 

A los doce años cuando descubrí qué es el software libre. Creé mi propio proyecto, Asturix, que comenzó como un sistema operativo muy fácil de usar, libre y gratuito. Fue entonces cuando me di cuenta que en el sistema educativo dónde estaba no era para mí.

¿Y qué hiciste? 

Dejar los estudios y decidí dedicar mi tiempo a mis pasiones, convirtiendo Asturix, después de años de esfuerzo, en un proyecto de índole internacional y premiado mundialmente. Después seguí creando y creando más proyectos.

¿Qué empresas has montado? 

Con mi formación autodidacta y sin mentor, ya que sólo tengo hasta el título de Bachillerato, he lanzado cuatro, dos han sido un éxito y otras dos no, cómo Holalabs que fracasó. Lancé empresas cómo: Cardwee un sistema para digitalizar las tarjetas analógicas que utilizan muchas empresas para fidelizar a sus usuarios mediante ofertas y promociones: la tarjeta de plástico es cosa del siglo pasado, ahora se lleva en el teléfono móvil y también Meetpays, relacionada con bitcoins, la moneda virtual. Ahora trabajo en otra empresa nueva relacionada también con monedas virtuales. He aprendido de los fracasos de empresa, de conocer a tus socios sobre todo al menos un año antes.

Ganaste el premio al mejor programador joven de Europa de 2011 en Berlín y recientemente has sido nombrado asesor joven de la Vicepresidenta de la Comisión Europea, ¿qué es lo que haces exactamente? 

Critico lo que no me gusta y propongo soluciones. En particular me gusta proponer sobre educación, startups y privacidad.

¿En tu libro dices que se debería cambiar nuestro sistema educativo? 

La escuela tendría que ser más individualista, y dar a cada alumno una formación que responda a sus necesidades y a sus pasiones. Enseñar otras formas de estudiar, por ejemplo yo estudio sobre demanda. Me gusta lo que se hace en países nórdicos cómo Dinamarca, Finlandia o Suecia. En sus clases tienen por ejemplo talleres de cocina y botánica. En las aulas, sobre todo se tendría que potenciar el conocimiento de la economía, tanto a nivel personal como para entender cómo funciona el capitalismo.

¿Qué más encontraremos en tu primer libro? 

En él cuento recetas y recomendaciones. A través de mi historia y mi experiencia. Por ejemplo cuento recomendaciones de cómo ser más productivo. Para mí es muy importante, dormir más y trabajar menos….

¿Cómo? 

Sí, te puedes concentrar 8 horas, si has dormido 10 horas, el descanso es vital para la creatividad, y en el tema de las comunicaciones, muy importante no estar pendiente de nuestro correo o móvil, reduce el estrés y también muy necesario, hablo de cómo será la Sociedad del Futuro…

¿Cómo será esta sociedad? 

Tendremos más robots en nuestro día a día, hablo de la década del 2020. Afirmo, aunque sorprenda, que los taxistas van a desaparecer en diez años! Los coches se conducirán solos cómo ya pasa con Google, y otro colectivo, por ejemplo, los notarios, ya no serán necesarios que den fe de algo, si tenemos a dispositivos y ordenadores que pueden hacer la misma función. Viviremos más envueltos en nuestro día a día a través de video conferencias, con más gafas de Google. Cada vez tendremos más relaciones pero menos importantes, esto a mi me da miedo, porque si utilizamos mal la tecnología, nos quitará humanidad… y eso no debe ocurrir….

¿Qué es lo que hace, en tu opinión, que un proyecto triunfe?

Que se junten varias personas buenas en lo que hacen, en un mismo sitio con comida, bebida energética y buena sintonía. Y que cada uno tenga una pieza necesaria del proyecto y sobretodo que tengan una visión nítida y compartida.

¿A quién admiras en el mundo tecnológico? 

Me gustan facetas de personas cómo Eon Mask: físico y emprendedor sudafricano, más conocido por ser el co-fundador de PayPal, SpaceX y Tesla Motors y por haber creado el primer automóvil eléctrico viable. También admiro a Richard Matthew Stallman , con frecuencia abreviado como «rms», es un programador estadounidense y fundador del movimiento por el software libre en el mundo.

¿Te ganas bien la vida? 

Sí, me gano bien la vida. He pasado de ser el freak de la clase a ganar dinero, y ahora te hacen la pelota. Trabajo mucho, pero no tengo un horario fijo, ayer trabajé hasta las 4 de la mañana, y de media trabajo entre 4 a 10 horas…

¿Y piensas que hoy en día hay un boom de empresas por internet? 

Sí, se piensan que este sector es una mina de oro pero muchas se quedan por el camino… Hay empresas de internet consolidadas que admiro cómo Mozilla Foundation es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la creación de software libre. Tiene como misión mantener la innovación en Internet. Cualquier persona o compañía puede colaborar en el proyecto, aportando código, probando los productos, escribiendo documentación o de cualquier otra manera.

En el libro hablas del emprendimiento juvenil y muchos otros temas tecnológicos, entre ellos el criptoanarquismo… ¿Qué significa? 

El cryptoanarquismo es una forma de anarquismo basada en la privacidad mediante encriptación, con el fin de proveer más libertad y acabar con la violencia tradicional. La información es poder.

¿Tu maestro ha sido Google? 

Bueno... han sido otras personas, Google simplemente ha sido la herramienta para llegar al conocimiento de esas personas.

¿Y el móvil?

Es la mejor máquina para espiar. Quita el GPS. Y si quieres privacidad mete el móvil en papel de aluminio, dale 4 o 5 capas, por ejemplo, esto lo hacía muy a menudo Snowden…

¿Es broma? 

Te lo digo muy en serio…

Entrevista TalentoDigit@l en colaboración con Lexus Barcelona