16 jul 2020

Ir a contenido

Vuelos baratos pero caros para el planeta

Ángeles Iglesias

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Madrid.

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Madrid.

Manifestaciones, huelgas y cumbres internacionales para salvar el planeta, pero ¿hasta qué punto estamos comprometidos de verdad con el medio ambiente? Las aerolíneas low cost lo tienen muy claro: sólo nos comprometemos cuando nos interesa.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Saben que no vamos a renunciar a un viaje espontáneo y menos si es a un coste bajo. Por esta razón cualquier justificación es buena para lanzar un sinfín de ofertas: el aniversario de la compañía, el Black Friday, San Valentín y un largo etcétera, demasiado largo, me atrevería decir.

La gran cantidad de oferta y demanda permite aumentar más y más el número de vuelos. Esto afecta directamente a la calidad del aire y contribuye al aumento del calentamiento global que, como estamos comprobando, está causando graves estragos en los ecosistemas terrestres.

Parece que nos gusta empezar la casa por el tejado, apoyar las grandes movilizaciones no sirve de nada si después no podemos evitar caer en los impulsos consumistas y olvidar por lo que estamos luchando.

Participaciones de loslectores

Másdebates