Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Vista al frente con el tranvía en Barcelona"

Un tranvía se para en un semáforo, en la plaza de les Glòries.

Un tranvía se para en un semáforo, en la plaza de les Glòries. / MANU MITRU

Ahora, que ya sabemos que la unión del tranvía es un hecho, hay que tener en cuenta cómo irá la movilidad, porque la experiencia dice, claramente, que muchos no van a respetar los semáforos que el tranvía requiere, es decir, semáforos ferroviarios. Y eso será la tónica los primeros meses; la experiencia con los tranvías ya existentes ha demostrado que, efectivamente, hay cierto respeto y que en los primeros meses hubo accidentes por girar donde antes se podía y con el tranvía ya no. Y eso sucederá igualmente con la nueva instalación; hay que pensar que los tranvías actuales son más ligeros y más rápidos, pueden alcanzar 120 km por hora. La velocidad comercial es menor, y aun así es superior a la de los tranvías antiguos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La conclusión es que se hay que tener el máximo cuidado una vez puesto este servicio en marcha para evitar lamentos posteriores, porque los tranvías necesitan muchos metros para frenar.

Participaciones de loslectores

Másdebates