"Y vino una ola, la tercera"

"Y vino una ola, la tercera"
Alberto Grela Rey

Alberto Grela Rey

Es fácil censurar a toro pasado todo aquello que se nos antoje, pero en medio del creciente desasosiego que nos está produciendo este virus, a cada paso más destructor, estamos siendo espectadores en primera fila de un cúmulo de desatinos que somos incapaces de comprender. Nos enfrentamos a un enemigo muy poderoso al cual deberíamos tener más respeto del que algunos ciudadanos irresponsables demuestran tener. Pero dejando a un lado a esta minoría de mentecatos, la sociedad está cumpliendo con las restricciones.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Más allá de lo acertado o desacertado de las decisiones, es intolerable que nuestros dirigentes tengan el coraje de amoldar sus sermones según les conviene. Ni siquiera cuando está en juego la vida de los ciudadanos, tienen la decencia de modificar aquella hoja de ruta que les lleva a sumar votos. Sirva como ejemplo una de las últimas intervenciones del presidente de la Xunta de Galicia tras la tercera ola del virus afirmando que ahora estamos pagando las consecuencias de las reuniones en las fiestas navideñas; es decir, la culpa es de la ciudadanía. Si las previsiones apuntaban que tras la Navidad padeceríamos la tercera ola debido a las reuniones de familiares y allegados, ¿por qué teniendo potestad para ello, la Xunta no aplicó medidas más restrictivas y así evitar la hecatombe que ahora estamos sufriendo? Era tan previsible la llegada de esta tercera ola como lo es ahora el hecho de que el señor Núñez Feijoo, acabaría ampliando unas restricciones que llegan con retraso, puesto que cuando debería haberlas aplicado optó por quedarse quieto y criticar al Gobierno, mientras la lista de fallecidos seguía aumentando.

Confiemos en que, ante esta situación tan sumamente compleja, la simpleza e ineptitud de algunos de nuestros políticos, no sea obstáculo para poder ganar entre todos esta difícil batalla lo antes posible.

Participaciones de loslectores

Másdebates