"Los viejos sobran"

Un pensionista.

Un pensionista. / ARIADNNA GIMÉNEZ

Domiciano Sandoval

Quiero dirigir esta carta a las diferentes Administraciones, a todas; todas tienen mucho trabajo por hacer, trabajo que nadie hace.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Tengo 70 años y un montón de achaques que no detallaré, los médicos me aconsejan ejercicio físico y que camine, que camine mucho, supongo que como a muchos miles de ciudadanos.

Salgo de casa caminando o en bicicleta, y observo delante de las entidades financieras colas de personas mayores, de pie, en la calle, haga frío o calor, llueva o haga sol. Han de hacer gestiones en esas entidades, cuyos directivos ganan dinero a espuertas (como vulgarmente se dice); esas entidades que limitan el horario de atención al público, sea joven o viejo, que reducen sus plantillas y sus oficinas de forma drástica con nuestro dinero, que cobran las comisiones que quieren, porque nadie les controla, que pretenden que los mayores hagan sus gestiones por el móvil, o desde el ordenador, que actúan con una prepotencia como si ellos nunca fueran a ser mayores, en fin, una verdadera vergüenza.

Sigo mi camino, a mi edad los problemas de vejiga empiezan a hacer mella, necesito orinar. Me acerco a un bar y pido un café ¿Puedo entrar al lavabo?, pregunto. No, de ninguna manera, a esta hora ya no se puede (medidas sanitarias del covid-19), ando 200 metros y vuelvo a preguntar si sería posible entrar al lavabo. No, señor, no se puede. ¿Qué hemos de hacer? Nos hemos de morir y ya está. ¿Qué le hemos hecho a esta sociedad, que ha dejado morir a miles y miles de sus mayores, como perros en las antesalas de los tanatorios que llamaban residencias, y nos tiene tan poco respeto?

¿No queda nada de dignidad ni de valores? ¿El dinero lo es todo? ¿Los que gobiernan, del partido que sean, saben que han de gobernar para el pueblo? ¿Esta pandemia no iba a crear una sociedad mejor?

Participaciones de loslectores

Másdebates