Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Los viajes espaciales turísticos, caprichos indecentes"

Richard Branson.

Richard Branson. / AFP / JOHANNES EISELE

Guillermo Moya Torres

Dicen que "cuando el burro se aburre, con el rabo mata moscas". Y algo de eso debe ser cierto cuando un tal Richard Branson, dueño de la multinacional Virgin, se ha gastado una indecente cantidad de millones de euros para darse un paseo por el espacio de menos de una hora.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Habrá quien opine que cada cual con su dinero puede hacer lo que quiera, pero esta acción y el hecho de que otros como él sigan sus pasos, incluso que algo así se vaya a generalizar entre las élites como "turismo espacial", es cualquier cosa menos decente.

Y creo que es indecente cuando a toda la población mundial se nos están advirtiendo del calentamiento global y de que hemos de abandonar los combustibles fósiles, mientras que estos "paseos" de rico caprichoso gastan miles y miles de litros de carburante. Es tremendamente indecente porque a estos personajes, gobiernos de todo el mundo les están haciendo políticas fiscales a medida. Pero lo más increíble es que seamos la mayoría de los ciudadanos los que, con nuestras compras y adquisiciones de servicios a estas empresa, estemos financiando a estos nuevos 'faraones' del siglo XXI. Pues sus actos recuerdan mucho a los que mandaron construir enormes pirámides con el fin de saciar sus egos, sin importarles en absoluto las consecuencias de sus delirios y sus caprichos.

Participaciones de loslectores

Másdebates