El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El verdadero sentido de los derechos humanos sobre las personas con discapacidad que duermen en la calle

JULIO CARBO

Un sin techo en el passeig de Gràcia.

Santiago Ortiz LerínCórdoba

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 12 de abril del 2019 - 06:45 h

La Declaración de las Naciones Unidas del año 1948 no se llama «Declaración Universal de las Libertades humanas», sino «Declaración Universal de los Derechos Humanos», y la cuestión radica en que la palabra libertad es un término difuso y abstracto, mientras que la palabra derecho es concreta y taxativa, es decir, uno tiene derecho a vivir, a ser tratado igual que los demás, a ser protegido por el sistema judicial, a pensar distinto, a votar, a no ser discriminado, a ser atendido por la sanidad pública...

Todos estos son derechos que conforman el término genérico de libertad, es decir, que nadie dice que un indigente tiene derecho a morirse en la calle, a ser discriminado por servicios sociales, a no recibir un tratamiento médico adecuado ni a ser excluido de la renta básica, puesto que los derechos negativos no existen, pues existen derechos y obligaciones, pero entre estas últimas no se puede obligar a nadie ser discriminado ni a pudrirse en la miseria.

Por eso cuando determinadas instituciones tienen bajo su amparo a personas discapacitadas en indigencia durmiendo en la calle, no pueden decir que tienen la libertad de hacerlo en base a la Convención de Nueva York de las Naciones Unidas de 2006 de derechos de personas discapacitadas, pues justamente, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, no se habla de libertades de discapacitados, sino de derechos, y en sentido positivo.

Las Naciones Unidas y el BOE no aprobaron este texto para que personas con enfermedades mentales y tuteladas con dinero público se degraden en la calle basándose en derechos y libertades que no existen, la única libertad es la de los derechos positivos, que sean protegidos, que no sean discriminados, que tengan recursos residenciales, asistencia sanitaria en el grado necesario y políticas de integración social para no que continúen siendo discriminados.

Participaciones de los lectores

Boadella y su energúmena frase sobre las manos de un macho

Julián Arroyo Pomeda Madrid

¡Qué pena de Boadella pretendiendo defender lo indefendible! Para qué dar la cara, cuando el mismo Plác... Seguir leyendo

Cómo hemos cambiado... ¿Qué quieren para España?

Paqui Bernal Viladecans

"Usted tiene 'rutinitis'"

Cristina Gómez Rubí

Soy una alma libre, atrapada en el cuerpo de una madre trabajadora. Es decir, me siento rara y un poco inusual muy a menu... Seguir leyendo

Nuestra deplorable clase política, una casta ambiciosa

Pedro Serrano Martínez Antoñán del Valle (León)

En los años que llevamos de democracia, ya hemos acumulado un historial político suficiente como para pensar que, salvo honrosas excepciones, nuestros p... Seguir leyendo

"Sánchez, Casado, Rivera e Iglesias sólo son representantes de su propia inutilidad"

Joan Sada Vidal Barcelona

En estos dos días de audiencias del Rey para encontrar un candidato para la investidura, hemos asistido a la esperpéntica representación d... Seguir leyendo

"No será fácil, señora Cunillera: Sea valiente para ir más allá"

Jordi Masip Sitges

La delegada del Gobierno en Catalunya ha manifestado, en relación con la próxima sentencia del Tribunal Supremo, refiriéndose a una parte ... Seguir leyendo

"Consiguen criminalizar y despolitizar a cualquiera que se le ocurra cuestionar este tinglado político"

Enric Vivanco Barcelona

Los adjetivos que el poder utiliza a cada instante, los cuales los medios de comunicación vehiculan sin cuestionarlo, son uno de los problemas que añade plomo para p... Seguir leyendo

Comisión Europea: Intervenir en las formas del mercado que tratan a las personas como medio y no como fin

Luis Fernando Crespo Zorita Las Rozas de Madrid

El Consejo, la Comisión, el Parlamento y, por supuesto, el Banco Central, solo se explican por el lugar de privilegio en que nos iban a si... Seguir leyendo

Rèplica municipal a la carta sobre la distribució dels vehicles del servei Bicing

Enric Domingo Comunicació. Barcelona de Serveis Municipals

La senyora Aida Rodríguez expressava en una ca... Seguir leyendo