Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Un verano sin camareros?"

Una camarera lleva bandeja con bebidas en un restaurante.

Una camarera lleva bandeja con bebidas en un restaurante. / EFE

Un anuncio recurrente: "se precisa camarera/o". Empresarios, propietarios de bares, restaurantes, hoteles buscan desesperadamente personal para atender a los clientes ante la inminente temporada turística veraniega. Se da la paradoja de que muchos jóvenes carecen de empleo pero no están dispuestos a servir como camareros. No ven futuro en un trabajo estacional, precario, sin libranzas los fines de semana, con escasa o nula proyección profesional, con sueldos muy poco atractivos, con jornadas agotadoras e interminables, a lo que se une la carestía del alojamiento en las principales poblaciones turísticas. Falta una regulación laboral que dignifique la profesión para reclutar personal que preste un servicio de calidad. El turismo constituye una muy relevante fuente de ingresos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates