Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

¿No se puede vender butano sin hacer ruido?

Repartidor de butano, en una calle del Barri Gòtic de Barcelona.

Repartidor de butano, en una calle del Barri Gòtic de Barcelona. / JOAN PUIG

Miles de ciudadanos ven afectadas su calidad de vida con el constante ruido que tienen que soportar cuando los repartidores de butano golpean cientos de veces una barra de hierro contra unas bombonas todos los días a todas horas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ancianos, estudiantes, bebés, personas que trabajan en sus casas, negocios, comercios, todos aguantando este abuso, producto de unas empresas que contratan a repartidores que golpan fuertemente las bombonas con un hierro, en una feroz competencia entre ambas empresas, Cepsa Repsol, a ver quién le quita los clientes a quién.

Las empresas, como saben que la Guardia Urbana solo puede multar a quien emite el ruido, en vez de multar a quien le da la orden y los mecanismos, la barra de metal, bombonas y carretillas, (es decir las empresas), se lavan las manos. No hay una ordenanza municipal que regule la manera de hacer esta venta.

Las empresas dicen que así llegan a las personas vulnerables y ancianas y lo que no dicen es que perjudican a dichas personas porque las obligan a dejar las ventanas abiertas para escuchar el repelente ruido, fácil que cojan una pulmonía.

Por otra parte, hacer golpear unas dos mil veces al día una barra de metal acaba con la salud psíquica de cualquiera. Aquí todos salimos perjudicados porque las autoridades no hacen nada al respecto.

Ruego creen una Ordenanza Municipal para toda Barcelona y área metropolitana que regule la venta de butano sin ruido.

Participaciones de loslectores

Másdebates