Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Para muchos vecinos de Barcelona se ha acabado la tranquilidad y el descanso"

 Terraza en el Passeig del Born

Terraza en el Passeig del Born / Ferran Nadeu

El actual Gobierno de Barcelona lleva tiempo anunciando un centro de la ciudad con menos coches, con manzanas para los ciudadanos, en definitiva, una ciudad que premia la calidad de vida. Pues calidad de vida es lo que hemos vivido los vecinos de la Barceloneta, de Gràcia, del Gòtic y el Eixample durante la restricción de horarios en la pandemia, porque por primera vez en décadas hemos podido elegir la hora en la que íbamos a dormir.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Me resulta chocante que el Ayuntamiento dé tan poca importancia al descanso nocturno de sus ciudadanos, pues no deberían nunca permitirse horarios de apertura de bares o restaurantes más allá de la medianoche. Si estos meses podía conciliar el sueño antes de las 11 (pues me levanto a las 6) esto se ha terminado. Gente bebiendo sin parar en terrazas, más gritos, más conversaciones ruidosas, más personas que se quedan flanqueando el bar una vez ha cerrado para seguir con sus conversaciones etílicas que muchas veces son gritos que rompen el silencio.

Queremos mirarnos en el espejo europeo, pero a la hora de la verdad seguimos sin aprender nada. Y os aseguro que la mayoría de vecinos del centro preferirían poder conciliar el sueño por la noche antes que tener una 'superilla' peatonal al lado de su puerta.

Participaciones de loslectores

Másdebates