Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Los usuarios de patinete eléctrico tenemos el enemigo en casa"

Patinetes por la avenida Diagonal. Uno de ellos, con dos ocupantes; mal...

Patinetes por la avenida Diagonal. Uno de ellos, con dos ocupantes; mal... / Jordi Cotrina

Hacía encargos con el patinete eléctrico. Iba por mi carril bici rojo brillante. De golpe un coche da un volantazo e invade mi carril para entrar en un garaje. Freno con todo y grito “¡ojo!”. No llego a parar pero puedo subir a la acera y evitarlo. El conductor me mira mientras paso con el corazón a mil. Ni una palabra por su parte. Continúo. A los 30 metros una chica cruza con su coche transversalmente sin mirar en mi dirección e invade el carril bici. Escucha mi derrapada y para el coche de golpe. Lo evito por los pelos. La miro estupefacto, ella sigue mi mirada pero tampoco dice nada. Entre un incidente y otro una señora me grita desde su coche enojada: “¡ojo tú!”.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Mi pareja y yo vivimos en Las Palmas. Por ética y respeto a la tierra que nos acoge nos decidimos por dos patinetes en vez de un automóvil. Esta decisión buscaba minimizar nuestra huella ecológica, pero nos ha igualado en algo a los grandes del cuidado del medio ambiente: nos jugamos la vida cada día. Si alguien lo duda, que se imagine delante de un conductor despistado con un casco en la cabeza como única protección.

Estos acontecimientos, extrapolables a cualquier otra ciudad, pasan a diario multitud de veces. Y mientras, las únicas noticias sobre patinetes son sobre comportamientos incívicos que escandalizan a la opinión pública. Aunque los llevan a cabo una minoría, se nos criminaliza a todos y se extiende peligrosamente una opinión negativa, inmerecida y que desgraciadamente se traslada a la carretera. ¿Dónde están las informaciones positivas sobre esta práctica altamente ecológica? ¿Quizá no venden tanto ni son tan impactantes?

Estos transportes eléctricos son el futuro de las ciudades. La gente es reticente al cambio, de todos es sabido, pero si los diferentes agentes sociales no colaboran con las administraciones en promover lo que tendría que ser una coexistencia pacífica, la ciudad, sea cual sea, seguirá siendo una jungla de asfalto.

Participaciones de loslectores

Másdebates