Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Por qué la Universitat de Barcelona no logra ubicarse entre las 150 primeras del mundo?"

Aula de la faucltad de Enfermería de la Universitat de Barcelona.

Aula de la faucltad de Enfermería de la Universitat de Barcelona. / Joan Cortadellas (EPC)

Javier Ruiz Moreno

Era esperado que la Universitat de Barcelona volviera a ser la primera universidad española según el Ranking de Shanghái 2022, por delante de otras universidades españolas de igual poderío económico, de igual tradición y con una oferta docente similar. Más que probablemente, la razón de ese liderazgo se debe a dos factores. Uno, el talento de sus docentes e investigadores. Y otro, la plena dedicación, especialmente en el campo de la investigación. Pero, ¿por qué la UB no logra ubicarse entre las 150 primeras del mundo?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Estoy mayormente de acuerdo con la editorial de EL PERIÓDICO por sus razones expuestas: financiación muy inferior a las universidades anglosajonas, bajo coste de las matrículas, recursos limitados... Y también el no haberse planteado, ya desde finales del siglo XX, una fusión con otras universidades, al contrario de lo que sí hizo y sigue haciendo la banca. Sin embargo, puede que coexistan otras razones, y quizá no menores, por las cuáles la UB no da ese salto hacia adelante en el 'ránking' de Shanghái, que serían: a) la excesiva burocratización. No es discutible que la burocratización es contraria a la eficiencia y a los principios básicos de la reingeniería, que establecen que todo aquello que no genere algún tipo de valor ha de ser eliminado; b) un cierto espíritu funcionarial, también contrario a la eficiencia; c) la ausencia de mecanismos empresariales que sí imperan en las 150 primeras universidades, bien sean públicas (UC Berkeley, Johns Hopkins…) o privadas. Tal ausencia favorece, por ejemplo, que la UB cierre académicamente por vacaciones en el mes de agosto, lo que perjudica a los alumnos vigentes o a los candidatos a serlo; y d) la posible falta de sinergias y socialización de conocimiento entre los diferentes grupos de investigación.

Obsérvese que lo dicho se relaciona más con la gestión que no con el presupuesto.

Participaciones de loslectores

Másdebates