El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Una radiografía de cómo retrocede nuestra democracia

AGUSTIN CATALÁN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ayer, acudiendo a inaugurar la nueva oficina para recuperar lo expoliado por la corrupcion.

Julián Arroyo PomedaMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 26 de abril del 2019 - 05:15 h

"¡Siempre mañana, y nunca mañanamos!", Lope de Vega.

Después de todo lo que ha caído, solo queda responder afirmativamente. Tantos y grandes han sido los niveles de corrupción que nadie se atrevería a pensar que todavía no se ha llegado al techo definitivo.

Sin embargo, las cosas podrían no haber acabado. Claro que este tema no se puede resolver con opiniones personales de tertulianos prestigiosos, porque requiere de respuestas objetivas, imparciales y no partidistas. Nuestra salud democrática no puede permitirse simples pareceres en un asunto tan crucial. No se trata de crear la realidad, sino de escribirla y reflejarla tal y como es. Para esto la iniciativa ciudadana "Más Democracia" ha realizado un análisis de los programas de nueve partidos políticos, comparándolos con los de 2015, mediante una encuesta de 51 preguntas en cuatro bloques de análisis: sistema electoral, corrupción, transparencia y ampliación de la democracia, en los que han intervenido 44 colaboradores para leerlos y poder contestar a la encuesta.

¿Dónde va, pues, nuestra democracia, atendiendo a dichos resultados? No diré que a la deriva, pero sí camina hacia atrás, claramente. Todos los partidos descienden salvo uno, JxCAT, que, estando ya bajo, se mantiene igual. La lucha contra la corrupción obtiene una nota media de 0,4. Parecería que después de la moción de censura el asunto ha quedado resuelto, blanqueado u oculto. Poco ha durado el fuerte impulso por atacarla de modo que no llegue a suceder ya más. No es extraño que a la mínima vuelva a colarse de nuevo, poniéndose otra vez en el candelero. Da pánico la posibilidad de volver a las andadas.

Sin regeneración democrática no es posible emprender los cambios que exige la ciudadanía, pero la ampliación de la democracia obtiene una media muy baja, de 1,9, en relación a los 10 puntos máximos. ¿A qué aspiramos entonces? Nos conformamos con haber consolidado la democracia. Si no se atiende a los cambios que están planteándose en una sociedad dinámica como la nuestra, puede llegar un momento en que la gente empiece a desinflarse y a cuestionarse, incluso, el sistema democrático mismo. Si no somos capaces de apuntar ni siquiera alguna vía que pueda resolver las necesidades que se presentan, muchos podrían pensar que para qué la democracia. Todo sistema vivo y en crecimiento exige atentos cuidados, que, si no los tiene, podría degenerar.

En la sociedad española no hay en la actualidad más democracia, sino cada vez menos, lo que resulta muy peligroso para un sistema que lleva implantado entre nosotros menos de medio siglo. Por eso, pasada ya la alegría entusiasta de las últimas decenas del siglo XX, otra vez surge la zozobra, porque se envalentonan formaciones políticas de las derechas radicales. Ocurre no sólo aquí, entre nosotros, sino en la misma Europa. ¿De qué nos extrañamos entonces? O actuamos pronto, o tendremos que arrepentirnos después.

Participaciones de los lectores

Calma tensa: entre elecciones anda el juego

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

Calma chicha. Esa es la sensación generalizada que se respira tras las elecciones generales del pasado 28-A. Ahora, al inicio de la campaña oficial ... Seguir leyendo

Los problemas de cerrar una parte de los locales de ocio nocturno en Barcelona

Jorge Román Sant Cugat del Vallès

Soy un antiguo trabajador de la discoteca Opium de Barcelona. Siempre he pensado que esta ciudad se diferencia por su carácter abierto, aparte de ser conocida mundia... Seguir leyendo

¿Seguro que no hay una "estrategia del asco"?

Lara Grande Barcelona

Hay una idea que no me la saco de la cabeza. ¿Seguro que no hay una "estrategia del asco" a lo español (no digo odio) del clan puigdemontis... Seguir leyendo

¿Está el periodismo manipulado? Una periodista novel decepcionada

Carla Aparicio Lleida

¿Está el periodismo manipulado? Esta es mi pregunta después de llevar años estudiando periodismo y en el cual me veo afortunada por tener 23 añ... Seguir leyendo

26-M: cuatro administraciones para implementar el Estado social que ordena la Constitución

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

Cuando el 26 de mayo se cierren las urnas, habremos elegido a nuestros representantes en cuatro gobiernos: municipal... Seguir leyendo

Tratar a las personas con respeto y amabilidad: los trabajos no cualificados te hacen mejor

Raquel Sendin Novoa L'Hospitalet de Llobregat

Hoy en día hay muchos jóvenes que tienen que trabajar durante su juventud, pero también hay muchos otros a los que no les hace falta. ¿Y qué im... Seguir leyendo

A Casado, Rivera e Iglesias no les preocupa España, viven de ella

Joan Sada Vidal Barcelona

En estas pasadas elecciones generales, y una vez los candidatos han hecho balance de las mismas, una cosa me ha qued... Seguir leyendo

Desafíos de hoy en la eterna búsqueda de una vida mejor

Antonio Pujol Armenteros Barcelona

¿Cuáles son los desafíos de hoy? Sin la violencia del látigo, de forma paulatina y a veces imperceptible, se está produciendo... Seguir leyendo

El (mal) estilo de los políticos españoles

Julián Arroyo Pomeda Madrid

Los elegidos por el pueblo representan a los ciudadanos en la casa de la democracia, el Parlamento o el Senado. Qué menos que mostrar ejemplaridad... Seguir leyendo