09 jul 2020

Ir a contenido

Queridos políticos, mantengan unida a la gente, no la separen

Ana Mesa Montes

Quim Torra, en un momento de su intervención en la sesión de control del Parlament.

Quim Torra, en un momento de su intervención en la sesión de control del Parlament. / Ferran Nadeu

Queridos políticos, ustedes nos han metido en este lío y ustedes tienen la obligación de sacarnos de él. Se les llena la boca diciendo que hacen lo que quieren sus votantes. ¿Saben lo que quiere el ciudadano de a pie?

La gente quiere un trabajo estable y ustedes han dejado que las empresas campen a sus anchas con sus trabajos precarios; quiere un sueldo decente, y ustedes dicen que no se puede cobrar más porque sería un problema cuando sus sueldos no hacen más que subir; quiere un lugar donde vivir, y ustedes dejan que el precio para tal cosa sea inalcanzable.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La gente quiere una jubilación feliz y ustedes dicen que no hay dinero mientras se llevan el de todos a paraísos fiscales; quiere una sanidad buena y ustedes la destrozan haciendo ver que para tenerla hay que pagar; quiere educación para sus hijos, pero ustedes quieren seguidores que no piensen ni cuestionen; quiere un poco de paz y ustedes nos lanzan unos contra otros como perros adiestrados.

Todo este lío lo empezaron ustedes, cada uno con su "porque yo lo digo", sin escuchar, sin valorar, sin mirar a quien perjudica, analiza lo que la gente quiere y lo estrujan para su propio beneficio, tergiversando las palabras, obviando lo más importante: la educaciónla comprensión, el respeto.

Señores políticos, somos personas de paz, cada cual con sus ideas, con sus gustos, con sus pensamientos, su obligación es la de mantener unida a la gente, no separarla.

Ustedes han puesto a la gente de este país al borde de la histeria, con estrés, con rabia, y cuando explotan los dirigen hacia donde escupir.

Todo esto es culpa suya, queridos políticos, su deber es gobernar para el pueblo, no para su ombligo, dejen de reírse de nosotros y hagan su trabajo, por el cual cobran, o si no váyanse a su casa y déjennos en paz, que es lo que queremos, tan solo un poco de paz.

Participaciones de loslectores

Másdebates