Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"No se trata de La Ricarda, sino del modelo de crecimiento y de evitar la especulación"

"No se trata de La Ricarda, sino del modelo de crecimiento y de evitar la especulación"

MANU MITRU

Antonio Paolo Russo

El debate sobre la extensión del aeropuerto de El Prat es surrealista. Es surrealista que ante la crisis climática que se nos viene encima, de la crisis social por ‘overtourism’ a la cual ha estado sujeta Barcelona y su sociedad por años, y de las vulnerabilidades emergidas en el contexto pandémico, se proponga salir de un bache como el actual con más vuelos, más gente, más contaminación.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hay partidos políticos que han hinchado sus programas electorales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y ahora dan por descontado que este es el único camino a seguir. Y es surrealista que el debate sobre la idoneidad o no de este proyecto se haya polarizado sobre los 300 metros de La Ricarda. Como si esto fuera el verdadero problema, con todo el respeto. A menos que, como muy a menudo sucede, se trate del enésimo 'efecto anuncio', como en los casos de Eurovegas Barcelona o BCNWorld, para que se ponga en marcha la máquina de la especulación, porque nunca en la vida la UE podría dar el visto bueno a un proyecto que no tiene sentido ni económicamente ni desde el punto de vista de nuestro futuro, y que se comería 15 años de políticas de reducción del impacto climático.

Digan lo que digan los consultores a sueldo de los gobiernos, ni 90.000 puestos de trabajo "perdidos" (con el truco usual de tachar de ‘perdidos’ proyectos nunca realizados o que nunca se realizarán) podrían compensar el impacto de las decisiones cortoplacistas de unos políticos que, evidentemente, no entienden la relación entre lo que vemos día tras día en las noticias sobre el estado del medio ambiente y el modelo de crecimiento al cual se sigue dando alas. Pues que se diga claramente de una vez: todo este 'revolcón' de El Prat es para que alguien haga dinero fácil con revalorización de suelos, o para enfrentar otra vez a España con Catalunya, a Catalunya con Barcelona. De no ser así, si fuera en serio, sería otro ejemplo dramático del desastre al cual nuestra sociedad - y nuestra especie - está abocada.

Participaciones de loslectores

Másdebates