Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Fui a trabajar a Holanda a través de una ETT y me siento estafada"

Escribo esta carta para dar a conocer el engaño que he vivido este verano por parte de la empresa de trabajo temporal (ETT) T&S.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Dicha empresa es la contratante pero la oferta aparece en varios portales de internet, como por ejemplo EURES, y la fase de selección se hace en oficinas del INEM de las diferentes comunidades autónomas españolas.

Me fui a trabajar a Holanda habiendo firmado un precontrato con dicha empresa que establecía unas condiciones que consideré adecuadas. Mi sorpresa llega el día que aterrizo en Holanda y me llevan a un piso que no tiene nada que ver con lo que me habían mostrado. Me encuentro en una casa pensada para ocho donde vivimos 16 personas y una familia de ratones, con un acondicionamiento precario y que, además, está pendiente de demolición (ya ha sido demolida).

El contrato me lo hicieron firmar recién llegada, antes de haber visto la habitación siquiera. Un contrato en holandés que no hay quien lo entienda, ya que el requisito de la oferta es únicamente tener un nivel de inglés muy básico. Así pues, sin ningún sitio donde ir y después de haber invertido todos los ahorros en buscar una oportunidad en Holanda, no hay mucha más opción que firmar aquello que más tarde te das cuenta de que no tiene nada que ver con el precontrato. Se trata de un contrato semanal que se renueva automáticamente cada semana y cuyas condiciones pueden variar constantemente sin notificación alguna al trabajador. 

En España me habían prometido de 36 a 38 horas semanales aseguradas. Qué sorpresa cuando veo que el contrato consiste en que cobro por horas trabajadas y que los días pasan y no me mandan a trabajar. Comienzo a pedir trabajo al responsable de T&S que se encarga del contacto con los trabajadores y sistemáticamente la respuesta es que no hay trabajo y que tenga paciencia.

El momento clave es el día que cobramos la nómina. De 32 españoles que vivimos en el edificio, solo dos cobramos bien la nómina; los demás reciben nóminas muy inferiores a las que les corresponden y a más de uno le aparece una nómina negativa habiendo trabajado. Doble sorpresa cuando nadie se extraña de dicho disparate: no se trata de un hecho aislado, sino que ocurre sistemáticamente. 

T&S recibe subvenciones de la UE por llevar a españoles a Holanda a trabajar y, además, los pisos en los que vivimos los trabajadores los compra a un precio muy barato y lo alquila a los trabajadores por 400 euros al mes (cuando en el precontrato se especifica que los gastos de alojamiento corren a cuenta de la empresa).

En resumidas cuentas, una estafa muy bien pensada que se aprovecha de aquellos que emigramos a Holanda en busca de un futuro mejor y que, una vez allí, no sabemos cómo salir, ya que muchos en España no tenemos nada y, a menudo, el salario no llega ni para comer, mucho menos para un billete de avión de regreso. 

Quiero que se conozca esta estafa para frenarla y evitar que T&S siga aprovechándose de tantas personas que tenemos que emigrar buscando una oportunidad.

Participaciones de loslectores

Másdebates