Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Antes que trabajadores, somos personas, y el cliente no siempre tiene la razón"

Una mujer atiende llamadas en su puesto de trabajo de atención al cliente

Una mujer atiende llamadas en su puesto de trabajo de atención al cliente / MONICA TUDELA

Hace años que oímos la loca expresión “el cliente siempre tiene la razón”. Hemos normalizado que esta frase es correcta, pero la profesionalidad se mide por la pericia, la eficacia, la seriedad y la honradez a la hora de desempeñar un trabajo o actividad, no por lo que se esté dispuesto a soportar. Quien trabaja de cara al público no tiene que aguantar faltas de respeto, aunque algunos o algunas piensen que es parte de su trabajo. Como seguramente muchos de ustedes, he presenciado algunos espectáculos lamentables en ciertos comercios, en los que los clientes aseguraban que tenían la razón cuando era muy evidente que no. Clientes que se convierten en niños pequeños cuando no les dan lo que quieren, solo con el objetivo de llevar la razón y con el firme convencimiento de que el cliente tiene la razón sobre lo que sea. "Pues me enfado y no respiro".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Admitamos que, como consumidores, tenemos la obligación de informarnos debidamente de los servicios que contratamos y de los productos que adquirimos, así como de sus plazos de garantía, consejos de uso, etcétera.

Participaciones de loslectores

Másdebates