Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"El tiempo en una sociedad vertiginosa"

’El Principito’.

’El Principito’.

De vez en cuando, en momentos en que necesito reflexionar acerca de mi vida, leo fragmentos de 'El Principito', de Saint-Exupéry. Tengo comprobado que me ayuda a ordenar mis ideas y me abre el camino para encontrar posibles soluciones a determinados problemas. Pero estas soluciones llevan su tiempo. A pesar de que todo en esta vida, y más en esta época vertiginosa de redes sociales y móviles inteligentes, está marcado por la inmediatez, nuestra mente necesita ese plazo en el cual vamos aprendiendo a encontrar respuestas ante cuestiones concretas. Son esos fragmentos de vida, que nunca recuperaremos, algo único y especial, durante los cuales podremos escuchar nuestro interior, prestando atención a todo aquello que hacemos e intentando comprender las circunstancias que nos mueven a tomar una determinada decisión. También tenemos que recuperar ese tiempo sin prisas para encontrar la esencia de las cosas, para mejorar las relaciones y crear vínculos más fuertes con las personas a las que queremos. Una de las frases del Principito, que expresa la prisa y el poco tiempo que los humanos dedicamos a lo realmente importante, dice: “Los hombre ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos”.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates