Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Tiempo de pirómanos (políticos)"

"Tiempo de pirómanos (políticos)"

REUTERS/Ann Wang

En estos tiempos tan convulsos, no paran de multiplicarse los pirómanos. No me refiero a los que queman los bosques, que también, sino a pirómanos políticos. Solo citaré tres: el autócrata Putin, que invade un país soberano, Ucrania, dejando un reguero de muerte. El segundo pirómano, la OTAN, que a pesar de que dicen que es una alianza defensiva, se ha ido extendiendo al Este, a la chita callando, hasta las narices de Rusia, pensando que no pasaría nada. ¿Esto justifica la invasión? No, rotundamente no, pero los hechos son los que son. Y la población ucraniana lleva cerca de seis meses sufriendo y muriendo cada día, sin olvidar a los combatientes que caen diariamente. Dudo que los soldados rusos sepan por qué están allí, pero una vida es una vida, y se pierden muchas. Y no puedo olvidar a las familias de los mismos, que cada día deben pasar un calvario, temiendo lo peor.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Bien, el tercer pirómano, seguro que hay más, es la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. Dice que ha ido a Taipei a apoyar la "democracia vibrante" de la isla. No se lo discuto, pero ha escogido, consciente o inconscientemente, el peor momento de la historia para ir a la isla. Realmente, se ha lucido. Y ahora, ¿qué? No sé qué persiguen todos estos pirómanos, si dominar el mundo o ajustar viejas cuentas, pero, mientras, los fabricantes de armas se frotan las manos.

Yo, inocente de mí, confío todavía en algún buen oficio de la ONU, tarea harto difícil, entre otras cosas por el anacrónico e injusto derecho de veto, y diría que Rusia no está por la labor. Entre tanto, al resto de la población mundial no nos queda otra que cruzar los dedos y rezar -esto va por barrios-, mientras notamos que la camisa no nos llega al cuerpo.

Participaciones de loslectores

Másdebates