"Dialogar y tender puentes es la obligación de los políticos"

La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante la Conferencia Sectorial de Educación por videoconferencia.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante la Conferencia Sectorial de Educación por videoconferencia. / EFE

Lena González

A lo mejor habría que hacer un planteamiento profundo de cómo afecta en la sociedad el hecho de que cada vez que llega un gobierno, lo primero que hace es una reforma de la ley educativa anterior. Sea como sea, entre unos y otros se han ido cargando poco a poco todo lo que existía; la filosofía, la literatura, la música y la ética. ¿Para qué, verdad?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Si en los tiempos que corren nada de eso es necesario, ¿para qué leer a los clásicos?, ¿para qué queremos el espíritu crítico, el pensar por uno mismo que fomentan filosofía y ética?, ¿para qué necesitamos la sensibilidad de la música si ya tenemos la tecnología?

Seguramente con más gobernantes cultivados en estas materias, algo cambiaría. Porque lo que sobran son tuiteros, tertulianos y 'youtubers'. Solo hay que escucharlos en los Parlamentos, tanto el estatal como los autonómicos, para ver el nivelazo que hay; insultos, ataques personales, falta de respeto y de entendimiento, incoherencias, sectarismo y comentarios machistas, racistas u homófobos.

Lo que a lo mejor no se han parado a pensar es que la baja calidad educativa que ellos fomentan, sumada al ilustre ejemplo que ellos nos dan, más la grave situación sanitaria, económica y social dan lugar a una sociedad que ahora mismo está tan desquiciada, tan perdida y tan polarizada que ir hacia el abismo es más que una posibilidad, y los tiempos de paz pueden convertirse en un mero recuerdo. ¿Pueden sentarse a dialogar e intentar reconducir y reconstruir todo lo que se ha venido abajo? Está dentro de sus obligaciones. Será que tender puentes solo es para los filósofos.

Participaciones de loslectores

Másdebates