Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"El tema de la vejez empieza a importar: trabajemos en ello con tesón"

Una pareja de pensionistas.

Una pareja de pensionistas.

Jordi Querol

Últimamente, los escritos sobre la vejez se suceden sin cesar, un síntoma claro de que el tema empieza a importar. Sin embargo, la mayoría de los artículos que he tenido ocasión de leer simplemente son elucubraciones; unos fantasean sobre si es adecuado que Carolina de Mónaco luzca sus canas y otros sobre cómo hemos de denominar a los viejos. En fin, crónicas que seducen por su fantasía y buena redacción, pero que no ayudan para nada a solventar los innumerables problemas de la gente mayor. Por lo tanto, sería bueno empezar a dar algunas soluciones.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lo primordial para ayudar a los que están definitivamente instalados en ella es entender que, todos ellos sin excepción, lo que desean es poder continuar viviendo en su propia casa. Allí, en su barrio de siempre, se sienten cómodos y seguros; por lo tanto, como los gobiernos —estatales, autonómicos y municipales— están muy ocupados hablando de aeropuertos y asistiendo a mesas de negociación, somos los arquitectos y los familiares los primeros que tenemos que arrimar el hombro. Los profesionales de la construcción, diseñando edificios y viviendas sin ninguna barrera arquitectónica y, los otros, sacrificándose lo máximo para que aquel familiar anciano pueda continuar viviendo en su casa de siempre. La vejez es un asunto muy complicado, nunca la erradicaremos y cada vez seremos más. Trabajemos en ello con tesón y desde el principio.

Participaciones de loslectores

Másdebates