24 sep 2020

Ir a contenido

Tantas sigularidades como regiones

Antonio Martínez Gutiérrez

En ocasiones se habla del enfrentamiento que existe entre Madrid y Cataluña con respecto a muchos asuntos, y no lo niego, pero creo que esa percepción no es tal y como se cree.

Vivo en Madrid y en el ambiente en el que me muevo las conversaciones giran en torno a problemas como los recortes en sanidad, en educación o en los servicios sociales, la corrupción, el desempleo, o cómo muchos jóvenes tienen que emigrar realizando trabajos muy por debajo de su cualificación profesional; pasando de puntillas por la situación actual sobre el referéndum en Cataluña. Todos estos problemas que he enumerado imagino que tienen lugar en Cataluña, ¿o no?, ¿no hay recortes en Cataluña? Sin embargo, pareciera que el único tema que existe allí es el del derecho a decidir, derecho con el que estoy de acuerdo, pero que creo que habría que posponer para solucionar antes los problemas que afectan realmente a la ciudadanía.

Una vez resueltos estos problemas habría que consensuar la relación entre Cataluña y el resto del Estado, de modo que todos nos sintamos cómodos, pero sin olvidar la solidaridad. Este valor es probablemente uno de los que hacen más elogiable al ser humano, que muchos practicamos en nuestra familia, comunidad de vecinos o ciudad, y que por extensión habría que ejercer entre los diversos niveles de relación, con la intención de que los que están peor que nosotros puedan llegar a los niveles de prosperidad en los que nos encontramos los que estamos arriba, sin olvidar que esto se puede hacer de dos formas, dándoles el pescado u ofreciéndoles la caña de pescar.

Vivimos en un Estado en el que hay tantas singularidades como regiones tenemos, y entre ellas está la de los catalanes, que hay que respetar, y disfrutar, ya que esto nos enriquece. Las cosas no se solucionan cortando por lo sano, sino llegando a acuerdos y consensuado posturas; aboguemos por esta posibilidad, para evitar conflictos inútiles y que en el futuro nos puedan llevar al empobrecimiento en todos los sentidos. Un saludo.

Participaciones de loslectores

Másdebates