12 jul 2020

Ir a contenido

Susana Díaz: La soberbia que no necesita el nuevo PSOE

Luis Fernando Crespo Zorita

Susana Díaz, en una reunión del comité federal del PSOE, el pasado mes de octubre.

Susana Díaz, en una reunión del comité federal del PSOE, el pasado mes de octubre. / REUTERS / ANDREA COMAS

Susana Díaz estaba cumpliendo un mandato de la estructura del partido y apareció como una ejecutiva orgullosa, segura de lo conseguido y muy capaz de llevar a cabo cualquier misión que se le encomiende. Es sincera, reconoce que le gusta el poder porque su ejercicio nunca le ha quitado el sueño, y los beneficios que implica le permiten disfrutar de la vida. Hasta aquí nada que objetar, como diría Max Weber. El suyo es el tipo social perfecto: descubrimos a alguien que, partiendo de una situación de cierta desventaja por origen, ha sabido aprovechar sus oportunidades políticas y mejorar competitivamente su status personal.

Sin embargo, queda por mostrar la calidad personal; es decir, aquella que se refiere a lo que no es público. Ahí se oculta conscientemente y prefiere hablar de su trayectoria profesional. Susana se muestra solo como el producto acabado de las disputas de partido en las que ha ganado. Se vende a si misma como trabajadora tenaz y hasta entusiasta al servicio de unas metas que no sabemos cuales son exactamente, pero que ella tiene claras. No hace alusión al trabajo en equipo con sus colaboradores: parece la única llamada, por una junta de jefes sensibles y políticamente listos, a salvarnos a pesar de nosotros mismos.

La soberbia perfecta, bastante alejada del servicio público y de la decisión colectiva por la que pasará el nuevo modelo de PSOE (si es que ha de ser nuevo), y no mera repetición del modelo actualmente en crisis, que también estaba dirigido por los más capaces y exitosos.

En fin, paciencia con la presidenta y con los que son como ella. La realidad nos pondrá a todos en nuestro lugar.

Entretodos

El futuro del PSOE

¿Qué opinas de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE?

Participaciones de loslectores

Másdebates