Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Superman y la evolución de la especie política española"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pasea este 21 de julio por las calles de Nueva York, primera parada dentro de su gira por Estados Unidos.

César Carulla

Por fin hemos asistido a la evolución de la especie política española. Nunca un presidente de gobierno había concedido una entrevista a la prensa de EEUU hablando él mismo en inglés. El de nuestro presidente fue un inglés correcto, fluido. Después, la prensa neoyorquina solo ha destacado su porte y belleza; pero es que nunca un político español había conectado con ellos de esa forma; es normal que hayan quedado así de impactados, admirando a ese señor guapo y poco modesto, haciendo uso de todo su poder expresivo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y es que en España no resulta anormal que un político solo destaque por su apariencia física. Aquí, ni la prensa ni los críticos ni siquiera los votantes requerimos a los políticos de dispongan de ninguna vocación que vaya más allá de la estética y las dotes de escenificación.

Supongo que como en España estuvimos un poco ciegos durante las cuatro décadas en las que el resto del mundo hizo su evolución democrática, aquí votamos con la vista, como mucho con el estómago; no precisamos de la inteligencia; eso resultaría demasiado complicado para escoger un presidente. Cuando menos, resultaría muy difícil encontrar a alguien dispuesto a serlo y que estuviera a la altura.

Pero, sorprendentemente, nuestro Superman voló a Nueva York y concedió una entrevista en la que no hizo falta intérprete, ni taparrabos, ni tan solo el séquito de caciques todopoderosos que acostumbraban a escoltar a las delegaciones de gobierno. Solo le acompañaron los CEO de cinco 'start ups' de lo mejorcito del mundo, españoles también, por supuesto.

Puede que este presidente no sea tan tonto, al fin y al cabo. Dice que quiere modernizar España y por primera vez parece que podemos creerle. Se demuestra observando la reacción de la oposición, a quien no ha gustado nada que la prensa de Estados Unidos diga que nuestro presidente es tan guapo y formal.

Participaciones de loslectores

Másdebates