El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Educada en libertad y para la libertad

JULIO CARBÓ

Cabecera de la marcha barcelonesa en la celebración del Día Internacional de la Mujer.

María Jesús Alonso FernándezMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 7 de marzo del 2018 - 13:30 h

Un 8 de marzo del año pasado, de camino a casa, coincidí con la marcha del Día de la Mujer. "¡Felicidades, hoy es su día!", me espetaron con alborozo distintos jovencitos. "Gracias, pero todos los días son mi día, no dejo de ser mujer ningún día de mi vida", dije yo. Sonrieron asintiendo y siguieron adelante con sus compañeras portando pancartas y gritando consignas.

Pensé: soy afortunada, fui educada en libertad y para la libertad. ¿El límite? Donde empieza la libertad del otro. Educada sin clichés para sentirme válida por mí misma sin necesidad de reflejarme en un esposo, educada para ser independiente, sin más techo que mi valía.

Nunca me sentí especialmente concernida por el activismo femenino. Mujeres como yo, crecidas en democracia, encontramos un camino allanado por generaciones de mujeres valientes, inconformistas y reivindicativas. Ellas se cuestionaron su forma de estar en el mundo, equiparar derechos era una obligación.

A todas esas mujeres comprometidas con su destino y con el de generaciones futuras, ¡muchas, muchas gracias!, especialmente a mi madre por su ejemplo.

El Día de la mujer pretende visibilizar el machismo existente en la sociedad. La mujer reclama su dignidad como persona-mujer, como persona de calidad, como persona capaz de tener criterio propio e independencia. Le grita al mundo: "Miradme, soy una persona como cualquier otra, como el resto de personas hombres, soy capaz de llegar allí donde mi valía personal me permita. No necesito ir unida a una persona hombre para ser tenida en cuenta, por mí misma valgo lo que cualquier otra persona".

Hombre y mujer deben ser y estar considerados personas iguales ante la ley. Diferentes en lo físico y psíquico, nos enriquecemos y complementamos. No soy princesa de nadie, soy la reina de mi propia vida. Cuando una mujer avanza ningún hombre retrocede. La exageración tiende a la irrelevancia, politizar el lenguaje con 'palabros' -'portavoza', 'miembra'- es torpe.

¡Somos fuertes, somos imparables!

Participaciones de los lectores

He recibido una carta...

Xavier Serra Girona

Ahora mismo, acabo de recibir una carta. Es de un prisionero por razones políticas, a quien aprecio aunque que sólo lo he saludado persona... Seguir leyendo

El Balón de Oro: ¿quien lo merece?

José Antonio Avila López Terrassa

Mucho se está hablando sobre Luka Modric, el último ganador del Balón de Oro. Toda persona que entienda un poco de fútbol sabe que en los últim... Seguir leyendo

Economia i sobiranisme real

Toni Yus Tárrega / Lleida

Recentment he realitzat un curs d’especialització en Economia Social i Solidària a la Universitat de Lleida en col·laboració amb l’entitat social ‘... Seguir leyendo

La inoportunidad y el fracaso

José Luis Moreno Sáenz Logroño

La conocida frase de Víctor Hugo, "ninguna fuerza puede vencer a una idea cuando su momento ha llegado", referida al triunfo de la Segunda Revolución Fr... Seguir leyendo

Y ahora el "a por ellos" político

Ricard Gimeno Barcelona

Después de haber sufrido en nuestras carnes, hace ya más de un año, el "a por ellos", con extrema violencia por parte de las que se llaman... Seguir leyendo

El poder de las grandes marcas

José Ángel Arévalo Sevilla

"Escoge, elige, decíde tu nueva tendencia con fecha señalada por los establecimientos y grandes marcas". En ello se aprecia una invitación ... Seguir leyendo

En resposta a Manuel Valls: menys demagògia i més propostes

Xavier Riu Sala Barcelona

El candidat arribat a Barcelona per presentar-se a les eleccions municipals del 26 de maig, fa uns mesos encara era diputat a França, s'ha presentat a la seva nova c... Seguir leyendo

Las revoluciones catalanas

Silvio Ajmone Barcelona

La revolución catalana va destapando su verdadera cara. La primera que cayó fue la de "la revolución democrática": con los hechos del 6 y ... Seguir leyendo

Aparició... o continuació de l'extrema dreta?

Pedro Salcedo Badalona

Veig i llegeixo atònit com persones de tot arreu se sorprenen de l’arribada de l’extrema dreta a les institucions. Fins i tot els p... Seguir leyendo