"Soy deportista asidua y estoy sufriendo por la falta de actividad física. ¿Me tengo que comprar un perro?"

Un agente de la Guardia Urbana da el alto a una pareja de ’runners’ en la Barceloneta.

Un agente de la Guardia Urbana da el alto a una pareja de ’runners’ en la Barceloneta. / ELISENDA PONS

Alicia Berenguel

Apoyo firmemente la declaración del estado de alarma en nuestro país y lamento profundamente la grave situación originada por el coronavirus. Soy deportista asidua y, como tantos otros, estoy sufriendo por la falta de actividad física. En los últimos cuatro días solo he salido de casa para tirar la basura. Mi vida no corre peligro, pero por responsabilidad y solidaridad me he abstenido de salir a comprar, de someterme a pruebas médicas necesarias pero aplazables y de otras cosas que hubiera estado justificado realizar.

Entretodos

Hoy, por necesidad física y mental, he salido a correr a las 4.30 horas de la mañana por una zona cuasideshabitada, para no poner en riesgo alguno ni mi salud ni la de los demás. Me he cubierto la boca, no he tocado nada con las manos, no me he detenido en ningún punto y no me he cruzado con ningún ser humano. A los 20 minutos me ha seguido y detenido una patrulla de la Policía. Se me ha ordenado volver a casa bajo advertencia de sanción. 

Trabajo desde casa, y cada día contemplo desde mi ventana a decenas de personas paseando a sus perros por el parque. En la panadería de la esquina se forman colas de hasta 25 clientes. Hay gente que se cuelga al hombro una bolsa de la compra y aprovecha para dar una vuelta. No comprendo que a mí se me haya ordenado regresar a casa mientras que a cientos de personas se les permite utilizar transporte público o circular por calles transitadas a cualquier hora para avituallamiento o paseo de mascotas. ¿Me tengo que comprar un perro, o salir a correr a las 3 de la mañana con tacones y abrigo con la excusa de ir a la farmacia de guardia? Quisiera hacer un llamamiento a que las normas que rigen el confinamiento de la población, estrictas pero muy necesarias, se apliquen con la debida proporcionalidad y sentido común.

Participaciones de loslectores

Másdebates