25 nov 2020

Ir a contenido

Solé Tura dejó claro qué era el derecho de autodeterminación

Ramon Masagué

Albert Solé y su padre Jordi Solé Tura, en un fotograma del documental ’Bucarest, la memòria perduda’.

Albert Solé y su padre Jordi Solé Tura, en un fotograma del documental ’Bucarest, la memòria perduda’.

Si el desaparecido Jordi Solé Tura, uno de los padres de la Constitución de 1978, viviera el pulso actual de la política (y más en concreto el de su partido, el PSC, y su actual secretario el señor Miquel Iceta, un subordinado del PSOE), como buen conocedor y ponente de la Carta Magna, intentaría defender lo que él mismo formuló para el problema del referéndum. Dice así: “Derecho de autodeterminación: El derecho de autodeterminación a través de una consulta electoral significa que la población del territorio donde este derecho se ejerza puede pronunciarse por la independencia o rechazarla. Pero, precisamente porque es un derecho de autodeterminación, solo se pronuncia la población del territorio que pretende autodeterminarse. La población del resto del Estado -es decir, en nuestro caso, del resto de España- no se pronuncia electoralmente, sino que se limita a tomar nota del resultado electoral en el territorio en cuestión y aceptar el resultado”. Esto está sacado de la página 155 del libro ‘Nacionalidades y nacionalismos en España’ (1985), escrito por Jordi Solé Tura.

No sé qué hace el TC o el Gobierno central o el resto de politólogos y oligarcas con tal de no soltar la gallina de los huevos de oro. Azorín ya decía en 1931 más o menos que Catalunya cumplía con todos los requisitos para ser una nación: cultura, lengua, folklore, historia y tradiciones propias. No vale la posible votación en el Congreso o una consulta a nivel nacional: la soberanía reside en el pueblo y no en los políticos.

Participaciones de loslectores

Másdebates