Ir a contenido

Ser del Espanyol, un sentimiento que va más allá del fútbol

Joan Sada Vidal

Joan Sada Vidal

Barcelona

Campuzano, Marc Roca y Luis López, enun entrenamiento del Espanyol.

Campuzano, Marc Roca y Luis López, enun entrenamiento del Espanyol. / RCD ESPANYOL

He leído el artículo de Josep Martí BlanchCría periquitos..., y he quedado encantado de su sentido del humor. Para un culé, muy aficionado al fútbol, debe ser bastante duro que uno de tus hijos te salga periquito (al otro, que dice que el fútbol es como el cine de domingo de Antena 3 del que hay que salir corriendo, le doy toda la razón, no por la comparación del programa cinéfilo con el fútbol, sino que la huida de la pantalla de esa cadena es por las películas de serie B que proyectan y repiten hasta la saciedad).

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Volviendo a lo que antes llamábamos deporte rey, y que lo hemos convertido en un vergonzoso espectáculo económico, siempre he defendido mis simpatías periquitas con el argumento de que cuanto más catalán me siento, más orgulloso estoy de ser del Espanyol. Y usted debería estarlo (seguro que lo está) de tener un hijo periquito al igual que yo lo estoy de que mis dos hijos me hayan salido culés.

Supongo que por la edad, si llegamos al descenso, este será el primero para su hijo. Yo he pasado por cuatro, y no he perdido mis convicciones. Que su hijo haga lo mismo y que piense que otra cosa no tendremos, pero lo que no nos falta es "la força d'un sentiment".

Saludos cordiales.

Participaciones de loslectores

Másdebates