28 nov 2020

Ir a contenido

"Siguen detrás del virus, sin ni siquiera acercarse"

Paco Píriz

Salvador Illa y Manuel Castells, en la reunión intersectorial de sanidad y educación.

Salvador Illa y Manuel Castells, en la reunión intersectorial de sanidad y educación. / EFE / POOL

En marzo dijeron que no sabían nada. Llegó el verano y nos sorprendió una ola que no se esperaba. De acuerdo. Ya en aquel mes de marzo advirtieron de la segunda ola que llegaría en este otoño. Y ahora ya no vale. Culpándonos no avanzamos y solo aceptando las actitudes censurables de la ciudadanía, tampoco. Más de seis meses después del derrumbe, la sensación de que las múltiples administraciones del país siguen detrás del virus sin ni siquiera acercarse es palpable, tanto como su poca organización para adelantarse a los acontecimientos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No puedo entender como no fueron capaces de planear una vuelta a las aulas razonada. Tampoco que no se haya aumentado el número de sanitarios hasta donde hiciera falta. Aún menos, entre otras, que no estén previstas las ayudas por las restricciones y cierres de comercios, dejando la solución, como hace la Generalitat, en manos de propietarios e inquilinos, con la consiguiente pérdida para, posiblemente, ambas partes. Estilo Pilatos.

Incomprensible que en una situación descontrolada otra vez por el coronavirus el resultado de reuniones de gobiernos (de uno y otro lugar) acaben con un "dentro de tres días entran en vigor nuevas medidas o restricciones". ¿El covid-19 duerme esos días? Inconcebible que el ministro Salvador Illa decidiera en un primer momento no imponer el toque de queda porque no tenían claro que se pudiera decretar y se encargase un informe jurídico para saberlo. ¿No se podía haber encargado antes? Señores y señoras dirigentes, su incompetencia es mayúscula en prevención y en anticipación a la pandemia. La última muestra la realizó Pedro Sánchez el pasado viernes: no hay estado de alarma ni medidas nuevas. Eso el viernes. Para el domingo ya tenía otra postura durante el Consejo de Ministros.

Hacen falta políticos valientes que no jueguen con estrategias. Nos va la vida. Tomen las medidas necesarias, justas. Y antes de estas, tengan previstas las ayudas a los que les exijan que echen la persiana a su negocio.

Participaciones de loslectores

Másdebates