Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Servicios a domicilio extremos: demasiada presión para los trabajadores"

Un repartidor de Gorillas realiza un pedido a domicilio.

Un repartidor de Gorillas realiza un pedido a domicilio. / Cedida

El negocio de que te lleven la compra a domicilio va en aumento y van surgiendo nuevas iniciativas de negocios para desmarcarse en este sector. La última en mejorar su estrategia ha sido Gorillas, empresa que acaba de aterrizar en Barcelona con el objetivo y promesa de llevarte la compra del supermercado a casa en apenas diez minutos. El hecho que me alarma desde un primer momento es, como siempre en este tipo de negocios, los trabajadores. Desde Gorillas se ha afirmado que los trabajadores no son ni autónomos ni falsos autónomos y que están en nómina. Con esto solucionan los problemas que tienen muchos de los negocios del sector con el salario y Seguridad Social de los trabajadores, pero ¿y la presión bajo la que están los trabajadores? Tiene que ser sumamente estresante tener que seleccionar corriendo todos los productos del pedido y realizar el trayecto hasta un domicilio en tan solo 10 minutos. A mi entender estamos delante de un nuevo caso de explotación laboral.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates