22 sep 2020

Ir a contenido

Será la historia quien juzgue a Juan Carlos I

Enrique Stuyck

Juan Carlos I.

Juan Carlos I. / AP / DANIEL OCHOA DE OLZA

Una vez que ha tomado la decisión de marcharse de España y poner así tierra por medio, vaya donde vaya le va a acompañar la pena de de haber tenido que abandonar su país de esta forma y de dejar atrás a su familia y, en cierta medida también, a la mayoría de españoles que le tuvimos en gran estima y que ha caído en desgracia por serias sospechas de corrupción al más alto nivel.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Juan Carlos se va de España huyendo de sí mismo y de sus desmanes, que le han convertido en un serio peligro para la Monarquía y para la propia imagen de España, de una España que no ha salido de su asombro desde que empezaron a conocerse los hechos por los que se le cuestiona. 

A pesar de que en su escueto comunicado se pone al servicio de la Fiscalía por si en algún momento se le requiere, sin embargo no será esta quien le reclame, sino que será la Historia quien le juzgue. 

Algún día no muy lejano los libros de Historia recordarán que hubo un rey, conocido como Juan Carlos I que prestó grandes servicio a España pero que, supuestamente, tuvo que abandonar su país por una desmedida ambición y prácticas abusivas. Y, en el mejor de los casos, si fuera juzgado y condenado, muy probablemente recibiría del Estado el indulto como medida de gracia para evitarle el máximo descrédito.

Participaciones de loslectores

Másdebates