Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Sentirse mal sin razón aparente, un efecto colateral de la pandemia"

Una mujer, abatida, en una habitación infantil.

Una mujer, abatida, en una habitación infantil. / 123RF

Marc Martínez González

Zygmunt Bauman decía que vivimos en una sociedad cada vez más rápida y eso hace que sea muy agotador. Todo sucede 'hic et nunc'. Este estrés generado hace que cada vez haya más problemas relacionados con la salud mental, sobre todo hay más personas que sufren ansiedad.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La ansiedad es un problema muy común en el siglo XXI y debería normalizarse el acudir a profesionales sin que los de tu alrededor te tilden de loco. Es más, creo que todo el mundo en algún momento de su vida necesita a un profesional para gestionar sus emociones o miedos. Quitémonos esos prejuicios y acudamos al psicólogo como el que va al doctor porque le duele la garganta. Es muy importante cuidar nuestra salud física, pero también es igual de importante la mental.

Durante la pandemia, y con todas las restricciones que nos han ido imponiendo, he percibido que han incrementado los casos de personas que se sienten superadas y con problemas de estrés y ansiedad. De hecho, muchas de las personas con las que he ido hablando me han confesado que no sabían qué les sucedía, solamente que se sentían mal. Y, es normal, el estar tanto tiempo en nuestras casas supone que podamos desconectar menos y tengamos más tiempo para pensar de más, lo que en inglés se conoce como ‘overthinking’. La pandemia también nos ha traído muchos daños colaterales.

Participaciones de loslectores

Másdebates