Ir a contenido

Venecia, al límite de una situación irreversible

José María Torras Coll

Sabadell

Venecia, inundada, el 12 de noviembre del 2019.

Venecia, inundada, el 12 de noviembre del 2019. / EFE / ANDREA MEROLA

Resulta lamentable, y puede que irreversible que, a raíz de inundaciones como las sufridas en Venecia, salgan a la luz pública escándalos por episodios de corrupción en la financiación del megaproyecto de ingeniería destinado a proteger a la ciudad de las mareas, y que la icónica villa milenaria de los canales agonice lentamente, hundiéndose irremisiblemente al pairo de un descenso de tierra, del cambio climático, de la subida del nivel del agua del mar, la intrusión de cruceros y por desaprensivos sin escrúpulos que desprecian un valioso y sin igual patrimonio de la humanidad.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ello nos sume, a quienes gozamos recientemente de su visita, en profunda tristeza e indignación compartida con los venecianos con los que nos solidarizamos.

Recuerdo que la guía turística que nos iluminó con su sabiduría y maestría durante el recorrido por la esplendorosa y descomunal belleza de la Basílica de San Marcos ya aludía, con resquemor y amargura, a las inercias de la administración y dejaba entrever la corrupción con los sobrecostes y la parálisis del proyecto de las esclusas.

Participaciones de loslectores

Másdebates