13 jul 2020

Ir a contenido

Salir del aislamiento

Luis Fernando Crespo Zorita

Prisión de Estremera (Madrid).

Prisión de Estremera (Madrid). / XAVIER BARRENA

La privación de libertad es la agresión más directa que el Estado ejerce sobre el ciudadano, como sujeto de derechos y como persona individual, se trata de mantener una represión directa y continuada sobre lo presos preventivos y los condenados. Para ofrecer una oportunidad a la dignidad humana y a la autonomía personal de los internos; el legislador ordenó (Art.25.2 de la Constitución/1978) que las penas privativas de libertad estuviesen orientadas a procurar la reeducación y reinserción social de los condenados, y que se evitara, en la medida de lo posible, el deterioro físico y psíquico de los presos preventivos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La Jueza de Vigilancia Penitenciaria de Algeciras, en abril de 2020, resolviendo la denuncia de un interno, ha echado abajo la Orden de Servicio de 6/2016, que fue dictada siendo Ministro de Interior Fernández Díaz, y obligaba a esposar por la espalda a todos los reclusos catalogados como muy peligrosos cada vez que salían de su celda, aunque fuera para ir a otra dependencia de la misma prisión. Y ha aprovechado para recordar que ningún régimen de vida penitenciario contempla "el aislamiento absoluto de forma indefinida de la persona privada de libertad".

Pero en las prisiones de última generación hay celdas que jamás reciben el sol, se asoman a un patio de luces, que semeja un pozo, con muros de seis metros de alto y con una perspectiva horizontal desde la ventana que no llega a los tres metros; los patios para el paseo individual (20 pasos de largo por 10 de ancho), a los que se accede durante dos horas al día, son auténticos estanques de vacío, sólo se ve el gris de la paredes, las cámaras que vigilan cada esquina y las rejas de acero galvanizado que los cubren, tapando el cielo, enjaulando absolutamente al interno; y provocándole un dolor más íntimo que la soledad. ¡Ojalá, algún Juez, haga algo al respecto!

Participaciones de loslectores

Másdebates