25 oct 2020

Ir a contenido

Carta de una maestra: "Una dosis de realidad puede sustituir miles de lecciones"

Laura Viñola Jordano

Un aula vacía por el estado de alarma para frenar el coronavirus.

Un aula vacía por el estado de alarma para frenar el coronavirus. / EFE

Si algo nos está dejando este confinamiento es tiempo. Tiempo que me ha permitido pensar en muchas cosas, pero el sábado caí en un detalle que quiero plasmar en estas línias. El jueves día 12, horas antes del cierre de colegios, mis alumnos de 6º completaron una rúbrica de autoevaluación de la asignatura de Valores Cívicos. Una rúbrica es una herramienta para valorar el nivel de logro (normalmente graduado del 1 al 4) de unos criterios de evaluación. En concreto, la que les pasé hacía referencia a la frecuencia (muy a menudo, a menudo, alguna vez y nunca) con que tenían determinadas actitudes.

Entretodos

¿Con qué frecuencia reacciono positivamente ante las dificultades? Es la primera. ¿Qué debieron entender ellos por 'dificultades', que, con 11 y 12 años, ni se imaginaban que permanecerían en casa por, como poco, dos semanas? ¿Con qué frecuencia tengo capacidad de adaptación ante situaciones nuevas y cambiantes? Es la segunda. Recuerdo aclararles que debían pensar en cómo se adaptan a un cambio de horario escolar o a un cambio de planes con amigos. Y qué gran situación nueva, en mayúsculas, se avecinaba... ¿Con qué frecuencia asumo mis responsabilidades? Teniendo en cuenta que estábamos en el ámbito escolar, les dije que pensaran en si realizaban bien sus trabajos en el aula. Y, en horas, se empezó a hablar de una gran responsabilidad, la social.

Tras la explicación, he llegado a dos conclusiones. Por un lado, me encantaría debatir con ellos sobre la adaptabilidad de la especie humana, sé que lo haremos cuando volvamos a clase. Por otro lado, me he dado cuenta de que una dosis de realidad puede sustituir miles de lecciones de un maestro o maestra.

Chicos y chicas, no hará falta que os expliquemos nunca más qué quieren decir estas actitudes. Lo que estamos viviendo ya os está convirtiendo en autodidactas. Cuando todo esto acabe, cojamos todos, estudiantes y no, una rúbrica y autoevaluémonos con un 'muy a menudo', que equivaldría al gran sobresaliente que nos merecemos.

Participaciones de loslectores

Másdebates