Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

Respeto para el laicismo en la educación

Quisiera incidir sobre la carta 'Quiero ser profesora y llevar  'hiyab'hiyab''. Discrepo con lo que expone Lamia Souliah, pues me opongo a que se lleven de modo visible símbolos religiosos en una  escuela o facultad, por respeto a la institución formativa, y no por intolerancia ni miedo hacia otras culturas a los que Souliah atribuye cualquier oposición a este tipo de símbolos en un  aula. Incluso estaría a favor de que se prohibiera mostrar símbolos  religiosos en centros formativos públicos, tal y como ocurre por  ejemplo en Turquía, país con una población mayoritariamente musulmana.  

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Me opongo por igual al 'hiyab' que al hábito de monjas o sacerdotes, cruces, estrellas de David, 'kippahs' y demás, y lo hago por la misma  razón por la que Souliah opta por llevar el 'hiyab': por la humildad, no hacia un señor creador, sino hacia la educación laica y el empirismo en el cual se basa toda ciencia.

Los símbolos religiosos  representan, como ella misma dice, la humildad ante una fe, pero yo no  puedo aceptar que en ningún momento el estudio o la ciencia se vean de  alguna forma subordinados a la humildad hacia una creencia religiosa. La capacidad de desprenderse de esos símbolos en los espacios que lo  exigieran, como lo sería un centro formativo, es en sí un símbolo de aceptar el laicismo en el estudio, al que la religión nunca debe  condicionar.

Si una persona esta comprometida con la educación laica,  no debería de tener ninguna objeción a desprenderse de símbolos  religiosos durante el tiempo que la ejerce.Soy consciente de que la  mía probablemente sea una opinión impopular, pues los recientes  acontecimientos parecen haber dividido la opinión pública en posiciones de trinchera en las que los términos medios no interesan.

La tolerancia en  nuestra sociedad es fundamental, pero no estoy de acuerdo con que en su  nombre debamos dejar de obedecer todos por igual a una serie de  reglas, pues de lo contrario, la convivencia será imposible.  ¿Permitiríamos que un policía no utilizara el uniforme reglamentario  porque le supone alguna ofensa religiosa? Me parece más que razonable que Souliah pida respeto por su fe, pero yo le pido que ella  muestre el mismo respeto hacia el laicismo de la educación pública.

Participaciones de loslectores

Másdebates