Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Colombia: Que el sonido de la violencia no calle el clamor de un pueblo que exige libertad"

Los manifestantes bloquean una calle en Cali (Colombia) para protestar por la reforma fiscal defendida por el Gobierno de Iván Duque.

Los manifestantes bloquean una calle en Cali (Colombia) para protestar por la reforma fiscal defendida por el Gobierno de Iván Duque. / LUIS ROBAYO (AFP)

Felipe Guevara Lozada

Felipe Guevara Lozada

En los últimos dos años hemos podido ver en cientos de canales de comunicación un titular con la frase “Qué pasa en…” haciendo referencia a países latinoamericanos como Chile, Bolivia y Ecuador, que se encontraban sumergidos en graves crisis sociales. Hoy, nos volvemos a encontrar con una grave crisis social en un país en donde el pueblo está siendo silenciado por la violencia desmesurada de una fuerza pública que simplemente cumple con las órdenes que le da el gobierno.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las manifestaciones en Colombia en contra de la reforma tributaria (subida de impuestos que afectaría directamente a la clase media y baja del país) han dejado por el momento decenas de víctimas mortales, cientos de heridos y miles de imágenes de barbarie, tristeza y de preocupación para el mundo. Mundo al que tardó en llegar toda esta información de abuso policial y de violación de los Derechos Humanos gracias al silencio y a la incredulidad de los mismos medios locales en Colombia, que no trataban la violencia ni las muertes, sino que se dedicaban a informar de ‘los trancones que había en Bogotá’ (caravanas de coches en la ciudad).

Ciudades completamente quemadas, hospitales llenos de heridos y mucha sangre derramada en el país, en uno de los momentos más complejos de la pandemia en Colombia, donde el pueblo ha demostrado tener más miedo a sus dirigentes que al mismo virus. Las cifras y los datos que nos llegan no son nada alentadores, pero confiamos en la aparición de la importante medida del diálogo para poder dar fin a esta situación, pero nada de esto sucederá si el gobierno de Iván Duque se cierra en banda como hasta ahora.

Colombia y Latinoamérica merecen vivir dignamente y vivir en paz, porque aunque siempre el pueblo se mueva por una causa común, los que acaban sufriendo más son las clases más bajas y los que más tienen que perder.

Que el sonido de la violencia no calle el clamor de un pueblo que exige libertad y sobre todo, mucha vida.

Participaciones de loslectores

Másdebates