Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Residencias geriátricas: sean públicas o privadas, adolecen de falta de personal, de espacio, de lavabos..."

Una anciana en una residencia geriátrica de Barcelona.

Una anciana en una residencia geriátrica de Barcelona. / FERRAN NADEU

En apoyo del señor Mariano Turégano, quiero comentar que mi padre vive en una residencia de Barcelona, ya que tiene alzhéimer. Está en lista de espera de plaza pública y va gastando los ahorros de toda una vida de esfuerzo y trabajo en pagar una residencia privada.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

He visitado bastantes residencias y he comprobado que, ya sea pública o privada, hay poco personal (por las noches una persona se ocupa de 25) y poco formado, con muchas horas de trabajo duro y mal pagado. El espacio en muchas de ellas es muy reducido y no tienen un lugar al aire libre donde estar o caminar de manera que los residentes permanecen enclaustrados, en unas dependencias mínimas, horas y horas, la mayor parte de estas sentados. Debido al reducido espacio para caminar, la mayoría de personas dejan de hacerlo en poco tiempo.

Tampoco hay suficientes lavabos y no son fáciles de encontrar o acceder desde la habitación, con lo que se favorece la incontinencia y en muchos casos se pone pañal para evitar problemas.

Participaciones de loslectores

Másdebates