Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"El resentimiento y el odio es lo que engendra violencia"

El atentado ocurrido en Hipercor, el 19 de junio de 1987, abre el programa y sirve para hablar del terrorismo.

El atentado ocurrido en Hipercor, el 19 de junio de 1987, abre el programa y sirve para hablar del terrorismo. / TVC

Estos días en los que todos recordamos que hace 10 años la banda terrorista ETA abandonó las armas y dejó de matar, me vienen a la cabeza imágenes que me gustaría nunca hubieran sucedido. Tengo 52 años, una niña de 11 y dos niños de 8 y 5. Ni siquiera la mayor se puede hacer una idea de lo que suponía oír por la radio la noticia de un nuevo atentado. Antes no había alertas de las que hoy nos llegan al móvil, y la radio era la primera en informar. A partir de ahí las televisiones iban llegando al lugar y mostrando imágenes de los destrozos, si era un atentado con explosivos, o el charco de sangre cuando había sido por un tiro en la cabeza. La prensa escrita se encargaba al día siguiente de ofrecer, además de la información, un análisis completo de la tragedia que se repetía cada cierto tiempo, sin que se pudiera adivinar cuándo volveríamos a sentir el dolor que provoca un acto tan cruel e irracional.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por eso me cuesta tanto entender que algunos políticos y medios de comunicación se dediquen a alimentar el odio, azuzando el enfrentamiento sin pensar en la convivencia o lo que hemos conseguido entre todos. Porque cuando ETA atentaba todos y todas éramos víctimas de su sinrazón. El dolor que provocaba se extendía por la mayor parte de la sociedad y nos manifestábamos para mostrar nuestro rechazo y repulsa a lo que había ocurrido y en homenaje a las víctimas. Se les pedía que defendieran sus ideas con la palabra como hacemos los demócratas.

Los que nos dicen ahora que no olvidemos parecen haber olvidado que el resentimiento y el odio son lo que engendra violencia.

Algún día explicaré a mis hijos cómo entre todos derrotamos a ETA, y quiero hacerlo desde la emoción de la victoria, no desde el rencor.

Participaciones de loslectores

Másdebates