Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Réquiem por la Gran Barcelona?"

Vista de Barcelona desde Collserola.

Vista de Barcelona desde Collserola.

El señor Ernest Folch publicó el martes día 9 el artículo 'Catalunya capital Madrid', en el que critica a Gerard Piqué y a las élites catalanas porque envidian a Madrid, o, como puntualiza, al Madrid de Isabel Díaz Ayuso.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Según el señor Folch, Barcelona es aplaudida con Glasgow, admirada en Europa por sus medidas contra el cambio climático, respirar aire puro y vivir en paz y justicia, pero hay serias dudas sobre la eficacia y conveniencia de muchas medidas adoptadas para asegurar el progreso de la ciudad. Barcelona no debe convertirse en una gran ciudad de vacaciones, con la mayoría de calles y cruces convertidos en jardines y zonas de ocio.

Hay diversos motivos por los que multitud de ciudadanos envidiamos a Madrid, porque no adopta acuerdos ni permite situaciones como las que señalo, que conducen a la decadencia inevitablemente:

  1. La renuncia a las conexiones aéreas intercontinentales.

  2. La paralización de importantes iniciativas culturales como el Hermitage o el proyecto de la Gran Montaña de los Museos en Montjuïc, en la línea de la Isla de los Museos de Berlín.

  3. La proliferación de grafitis y tags en centenares de persianas y paredes, la suciedad de varios barrios, las calzadas embadurnadas con pinturas amarillas, verdes y azules, los bloques de hormigón...

  4. La inseguridad jurídica y política que aleja a inversores y emprendedores.

  5. La hiperburocratización municipal que dificulta la creación de nuevas empresas.

  6. La prohibición de nuevos hoteles de cinco estrellas, que frena el turismo de lujo, el más rentable económica y culturalmente.

  7. Una alcaldesa refractaria a nuevos grandes acontecimientos deportivos, que han convertido a Barcelona en una gran capital del deporte.

  8. La elección de medios de transporte rígidos y anticuados, como el tranvía, de infraestructura muy costosa, frente a la flexibilidad de los grandes autobuses eléctricos articulados.

  9. Apostar por la electrificación del automóvil y no por su eliminación, porque un área metropolitana actual de tres millones y en un próximo futuro de cinco millones de habitantes no se puede recorrer solamente con transporte público, bicicleta o patinete.

Considero que Barcelona es una ciudad ideal para vivir, trabajar, crear empresas, por su clima, situación geográfica junto al mar, entorno incomparable (Pirineos, Empordà, Maresme, Costa Brava, playas del sur...), infraestructuras, nivel sanitario, ambiente cultural y preparación académica y profesional, a pesar de sus deficiencias. Pero hay que superar el ensimismamiento y la ceguera y apatía política que sufrimos. Por este motivo lamento que los gobiernos de Barcelona y de la Comunidad hipotequen con sus decisiones la energía, el dinamismo y por lo tanto el futuro económico, cultural, social, turístico y deportivo de nuestra ciudad, todo lo contrario de lo que hoy hace Madrid.

Participaciones de loslectores

Másdebates