25 sep 2020

Ir a contenido

Réplica al artículo de Carles Cols: "La segunda entrega de 'El padrino' es mucho más crítica con la mafia"

Jaime Rodríguez Soto

Jaime Rodríguez Soto

Marlon Brando, en su papel de don Vito Corleone, en ’El padrino’.

Marlon Brando, en su papel de don Vito Corleone, en ’El padrino’.

Me gustaría rebatir, con todo el respeto, a Carles Cols y sus referencias a Orson Welles en su artículo''Narcos: México' y algún día en Barcelona' publicado en EL PERIÓDICO.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Cuando dice que Welles hablaba sobre la trilogía de 'El padrino' como una glorificación del mundo de la mafia, yo, con todo respeto, opino que eso es caer en lugares comunes y tópicos.

Porque sí, la primera entrega de 'El Padrino' es cierto que tiene un tono demasiado amable con el mundo criminal de la mafia, pero en la segunda entrega (una de las obras capitales y universales del cine, a la altura de obras maestras como 'Ciudadano Kane' o 'El cuarto mandamiento') Coppola puso todo su empeño en hacer un filme mucho más crítico y oscuro con el mundo del crimen, una película que deja un profundo poso de desolación.

Y por cierto, no hay que confiar demasiado en los criterios de Welles. Es todo lo genial que se quiera, pero he leído el libro de entrevistas que le hizo André Bazin y Welles despotrica de todo cineasta que se le ponga a tiro, como a maestros hoy incuestionables como John Ford, Nicholas Ray, Robert Aldrich o Vicente Minnelli.

Es un tipo que dice que nunca ha visto un filme ruso o alemán en su vida, que habla con displicencia de un Eisenstein o que menciona a 'Los nibelungos' diciendo con desprecio que no recuerda el nombre de su director (el tan genial como lo pudiera ser él, Fritz Lang).

Por eso, lo que pudiera opinar de cine alguien como Welles -dejando aparte su incuestionable labor como director- me merece poca confianza. 

Participaciones de loslectores

Másdebates