Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Renfe nos dejó tirados a más 30 pasajeros en Puigcerdà"

Tren AVE ’low cost’ de Renfe AVLO

Tren AVE ’low cost’ de Renfe AVLO / RENFE (Europa Press)

Juan Amaro Martinez

En la mañana del pasado 17 de julio una treintena de personas fuimos víctimas de una situación surrealista en la estación de tren de Puigcerdà.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El convoy que partía las 6.49 de la mañana rumbo a Hospitalet de Llobregat lo hizo sin un solo pasajero a bordo y partiendo a unos 100 o 150 metros del andén. El responsable de venta de pasajes fue consultado anteriormente y por varios pasajeros acerca de la vía de la que partía el convoy y en cada una de ellas el responsable respondió "vía 1".

Pues no fue así. El convoy partió sin aviso de megafonía de la vía 2 y pasó frente al andén al menos a 15 kilómetros por hora, dejando a todos los pasajeros con la boca abierta. Al reaccionar, rápidamente todos nos dirigimos a la ventanilla para advertirle de que el tren había partido sin un solo pasajero a bordo. Tras una supuesta consulta telefónica el funcionario (única persona al menos visible en todo momento como responsable de la estación) nos comunica que es imposible hacer retroceder el convoy.

Al ser recriminado por haber señalado a los pasajeros que el convoy partía por la vía 1 y no la 2 la respuesta fue: "es que siempre sale de vía 1", y como única solución ofreció el reintegro de los pasajes. Muchos de esos pasajeros iban a Barcelona, alguno a Burgos, pero algunos de ellos a La Molina, a su lugar de trabajo.

Algunos aceptaron el reintegro, otros se resignaron a esperar el próximo convoy, que partía a las 8.52, y otros, como en mi caso, tuvimos que desembolsar un extra de 20,80 euros para un autocar que salía a las 7.27 hacia la Ciudad Condal. Los inconvenientes causados, el perjuicio económico y las vicisitudes que padecimos a causa de un supuesto error humano son indamisibles.

Según el funcionario, las salidas de los trenes, las vías desde donde parten y demás son directamente enviadas desde Barcelona y se lavó las manos olímpicamente, sin el menor gesto de empatía por el error que él cometió.

Participaciones de loslectores

Másdebates