01 jun 2020

Ir a contenido

Qué nos quieren decir los delfines con su vuelta a las costas catalanas

Gemma Morales Puig

Delfines en la costa catalana, en una imagen de archivo.

Delfines en la costa catalana, en una imagen de archivo.

Los delfines se han acercado de nuevo a nuestras costas. Se les ha visto nadando en la Costa Brava, en el Maresme y en la playa de la Barceloneta. El retorno de estos cetáceos es una muestra más del renacer que la naturaleza está teniendo desde que llegó el coronavirus: al disminuir las actividades aeronáuticas en el Mediterráneo, estos mamíferos marinos se han vuelto a sentir libres y seguros en las aguas costeras.

Entretodos

Todos sabemos que estamos ante animales muy inteligentes con un sofisticado sistema de comunicación, seres gregarios que empatizan también con individuos de otras especies. Siendo tan habilidosos y sociables, ¿tiene algún sentido que se hayan aproximado ahora a las playas? ¿Quizá nos están enviando una señal de socorro ante la contaminación ambiental, los pesticidas, los plásticos y la pesca indiscriminada que los amenazan como especie? Es muy posible que sea así, aunque yo creo que hay también otro mensaje en este acercamiento a los humanos, un motivo que tiene que ver con lo que estos animales significan en la evolución de la consciencia de la humanidad.

Desde un punto de vista energético, los delfines son seres de alta vibración que han venido a ayudar a las personas a despertar, a conectarse con el corazón. Con su presencia nos inspiran para que vivamos en la alegría, la compasión, la simplicidad y el amor incondicional, desprendiéndonos de capas de control y miedo. Ellos encarnan la llamada consciencia delfínica o consciencia cetácea. 

Sin embargo, una forma de existencia así concebida no significa una actitud frívola ante la dura realidad que nos ha tocado experimentar, cargada de tristeza y de dolor por los enfermos y por los que se han ido. Pero ¿nos quedaremos ahí o nos abriremos también a celebrar la vida, con un canto a la unión y al amor? Este es el mensaje sutil que los delfines nos envían ahora: hacer lo posible por vibrar alto en el día a día para dar el salto cuántico que a la humanidad le corresponde hacer.

Participaciones de loslectores

Másdebates